“La VOX del fascismo debe ser silenciada”, por Monika San Juan.

Monika San Juan.

Ver la caravana “autorizada” de fascistas es, además de ridículo, totalmente ilegal y, sobre todo, peligroso desde el punto de vista sanitario.

Sí, no se trata de limitar la libertad de manifestación y expresión, sino de lo terrible que parece ver a gente que no lleva una mascarilla -preceptiva tras 28.000 muertes a nuestras espaldas-, manifestarse como si se tratara de la celebración de la Eurocopa.

Yo les pondría EPIs a todos ellos durante horas para que sintieran el calor, el dolor y la responsabilidad de esta pandemia tal como los he llevado yo. Grito, exijo y solicito la ilegalización de un partido que hace apología del fascismo.

Del mismo fascismo que durante 40 años hundió, masacró y sembró el miedo a millones de españoles. Mató a “rojos, masones y maricones”. Trató de aniquilar el pensamiento y hasta la vida de todo aquello que a los fachas les parecía mal. O, con tan solo una leve acusación de “rojos”, llevarse por delante miles de vidas. ¿Y ahora tenemos que soportarles con las banderas que vimos por televisión de Falange y de los Tradicionalistas?, ¿esos mismos que nos persiguieron durante decenios? Por no hablar de aquel exilio que separó a familias que jamás volvieron a verse.

VOX, ese partido que nace de la raíz del PP, solo que más radical, pretende erradicar la ley de violencia de género porque las mujeres, ni le importan, ni consideran que nos están pegando, humillando y asesinando.

Un partido que no quiere migrantes que vengan a trabajar junto a nosotros. Pero que miran para otro lado, como esta semana va a ocurrir en el Congreso, si trabajan en condiciones infrahumanas (normalmente para que ellos se hagan millonarios).

Pido a este gobierno que encauce las cosas para que se pueda llegar a acuerdos de verdad contra un fascismo que se alimenta de la ignorancia, del odio, del cansancio de sufrir paro, de sueldos miserables, de no tener derecho a viviendas accesibles. Se aprovechan de la desesperación de muchos y del interés de unos pocos.

Por cierto, desesperación provocada por el desmantelamiento de la sanidad pública, la educación pública y los servicios sociales, desde Aznar hasta Ayuso, pasando por Rajoy y Rato. Eso sí, para robar y llevárselo a Suiza, alguno de los citados es maestro.

Y, al otro lado del río, sin embargo, no tengo más que ver cómo los fondos buitre han dejado familias en la calle. Mientras ellos rescataron a la banca que ahora se reparte ganancias pero no piensan devolver nunca. Recortes, corrupción y demagogia.

De todo esto se alimenta Vox. Han hecho que vuelvan las dos Españas. Y el Rey callado. Y la gente harta. Y ellos, poniéndonos en riesgo a todos, ondeando banderas como si se tratara de la final del Mundial.

¿De verdad no hay nadie con verdadero sentimiento democrático para no ver todo esto y frenarlo? Yo me ofrezco voluntaria, sin sueldo de chiringuito, ni puerta giratoria, ni sueldo vitalicio. España está pidiendo socorro a gritos de esta gente. ¡Escúchenla!

2 thoughts on ““La VOX del fascismo debe ser silenciada”, por Monika San Juan.”

  1. HOLA CHICA . Verdades como puños. Hay mucha gente que no recuerda o que no ha vivido y parece que tampoco le enseñaron en colegios, institutos y universidades que hubo un millon de muertos en la guerra civil, mas un monton de perseguidos y asesinados durante 40 años de un dictador asesino que firmo penas de muerte cuando estaban ya a punto de morir. Ahora 28000 muertos muchos incrementados por la privacion de sanidad y residencias de ancianos y hay fachones que votan a estos impresentables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.