“La Virgen de la Paloma y los Bomberos de Madrid”. Por Antonio Abarca.

Antonio Abarca.

Actualmente en las Fiestas de la Paloma y en especial la Procesión, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid tienen un protagonismo importante. Cualquier noticia de la Procesión incluye de manera imprescindible la intervención de los Bomberos.

Este año es Felipe García. Tiene 35 años y lleva 17 como bombero en el Parque de Santa María de la Cabeza apagando fuegos. Este año tendrá el honor en las Fiestas de la Paloma de protagonizar el solemne descendimiento del cuadro de la Virgen. Ha trabajado duro y ensayado durante días.

El cuadro pesa más de 80 kilos -con los adornos más de 100- y necesita la ayuda de sus compañeros, porque además hay que intentar no dañar el retablo -normalmente en él hay 23 ángeles, pero uno hay que retirarlo todos los años, o sea que durante el descenso deberá sortear las cabezas de 22 angelitos-.

La participación actual de los Bomberos, se recuperó, a finales de los 70 y especialmente a partir del primer Ayuntamiento democrático y el Alcalde Tierno Galván impulsor de la restauración de las tradiciones madrileñas.

Hemos visto sus rostros cansados en largas intervenciones, pero ellos siguen adelante. Muchas veces he podido ver en su rostro el miedo,pero a medida que pasan el tiempo en el siniestro ese miedo se transforma en seguridad, constancia y profesionalidad.

Son numerosos los rostros de los ciudadanos de Madrid que vieron de cerca la muerte, que entrando en ese tunel negro que se acercaba a ellos, vieron el reflejo de un casco y sintieron las manos de unos extraños que lo agarraban a la vida, que le decían: tranquilo, ya te sacaremos, fuerza amigo, hoy no es el momento de irse, es el de luchar… Ante el peligro, los Bomberos de Madrid siempre dan todo para que los madrileños puedan estar con sus seres queridos.

Debemos mantener vivo en el recuerdo a los Bomberos que ya no están, en los que miran desde lo alto, el orgullo que sintieron cuando se dieron cuenta que fueron protagonistas de esta historia llamada vida.

Nunca me cansare de seguir demandando instalaciones adecuadas, formación, prevención, recursos, descansos y todo aquello que pueda mejorar la calidad de vida de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

Sirva este artículo para felicitar el día de su patrona a todos los funcionarios del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, y de homenaje al Sargento de Bombero Fernando Picazo, quien siempre dio todo por los madrileños, referente para sus compañeros y para el pueblo de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.