La violencia, responsable del fallecimiento de 22 niños en España durante 2018

La violencia, responsable del fallecimiento de 22 niños en España durante 2018

En su mayoría fueron víctimas de su padre o su madre.
22 niños, al menos, según Save The Children, habrían muerto en España durante 2018 a causa de la violencia ejercida, en su mayoría, por sus padres o sus madres, aunque en tres de los casos hubo suicidio. Del total, cinco eran recién nacidos, ocho tenían entre 1 y 6 años, tres, entre 8 y 9 años y seis, entre 12 y 17 años. Tres de los cinco recién nacidos fueron arrojados a un vertedero, uno murió a manos de su madre, y el otro cuando su madre se suicidó tirándose por la ventana.

Todos los casos tuvieron repercusión mediática o fueron dados a conocer por los medios. Uno de los más destacados fue el de Gabriel, asesinado en Níjar, Almería, en febrero por la pareja de su padre. También, el de las dos niñas de La Orotava que fueron asesinadas por su padre en julio. En el informe de la ONG de infancia también aparece el caso de la joven de 17 años que fue acuchillada, presuntamente, por la novia de su ex pareja, en Alcorcón.

Las estadísticas de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género incluyen tres de los casos de menores que han sufrido violencia machista contra sus madres. Son los casos de dos víctimas de tres y seis años que fueron asesinadas en Castellón por su padre, y el del niño de nueve que resultó asesinado por su padre en Almería en abril. Según estos datos, 27 menores han sido asesinados por violencia machista desde 2013.

Feminicidio.net ha registrado en 2018 el asesinato de 10 menores de 16 años por violencia machista, ocho niñas y dos niños. Según esta organización desde 2010 83 menores de 16 años han resultado asesinados por violencia machista.

Andrés Conde, director de Save The Children España, ha declarado a Europa Press que resulta “difícil” valorar si aumenta la violencia contra los niños en España respecto al año anterior porque una de las primeras razones que presenta dificultades es que no existen métricas oficiales y que se denuncian “muy pocos” casos, en concreto 38.000 denuncias en 2017 por delitos contra la infancia.

“El maltrato en el entorno familiar es muy frecuente. De los 22 niños asesinados por causas violentas, más de la mitad fueron asesinados por sus padres”, ha detallado Conde. De todas las denuncias, 4875 fueron por malos tratos en el ámbito familiar. Y advierte: “Nuestro país tiene un dato vergonzoso: que en uno de cada dos delitos por abusos, la víctima es un menor de edad y esto es algo atípico en los países europeos”, por lo que la situación es “muy preocupante” por la “prevalencia de abusos y agresiones sexuales” en España. Por ello, el director de Save The Children España denuncia con “indignación” que “no hay una respuesta política”, aunque se muestra “esperanzado” por la Ley frente a la Violencia Contra la Infancia.

Una norma, destaca Conde, que es “un paquete de medidas de prevención de la violencia, de formación de los colectivos que estamos cerca de los niños y niñas, de modificación de los procesos judiciales en delitos de violencia contra niños y niñas, que va a suponer el marco de protección de la infancia más importante en la Unión Europea, y situaría a España a la cabeza de Europa en materia de protección de los niños y las niñas contra la violencia”.

A pesar de ello, expresó su temor porque las fuerzas políticas “no tengan altura de miras como para apoyar este proyecto y consensuarlo” y lleven la ley a una “vía muerta”. Después de cinco años trabajando en proyecto, “no puede ser que un esfuerzo tan grande, que supondría un avance tan importante, se pierda por falta de consenso político, pero llega en un momento de gran rivalidad”, admite.

El director de esta organización en España ha tenido reuniones la semana pasada con Dolors Montserrat, portavoz del PP en el Congreso, y con Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, y advirtió una “predisposición favorable”, aunque dependería del “texto”, por lo que invita a todos los líderes a que piensen “como padres” para sacar adelante la norma.

El Gobierno quiere que la ley se transmite por la vía de urgencia para que quede aprobada entre marzo y abril. No obstante, si se presentaran enmiendas difíciles que llevaran a retrasar la tramitación hasta el periodo de elecciones en mayo, se podría “descarrilar”. “Si entramos en periodo electoral, no va a ser posible. Tenemos una ventana de oportunidad entre febrero y abril”, avisa.

El proyecto recoge varias medidas importantes. Entre ellas, se incrementa la edad de prescripción del delito de abusos sexuales a menores. Conde admite que no conoce a qué edad se aumentará, pero su organización pide que estos delitos no prescriban hasta que la víctima haya cumplido al menos 50 años. Lo justifica en que “aumentar la edad es fundamental para evitar que personas que reconocen su culpabilidad queden absueltas y continúen siendo agresores sexuales”.

Además, se “corrige” la “revictimización” que se produce en la actualidad en los procedimientos judiciales que atraviesan los menores después de denunciar, teniendo que declarar, incluso en presencia de su agresor, hasta cuatro veces. “Hay veces que las familias sacan a los niños de esos procesos porque les meten a una tortura continuada”, remarca Conde.

Así, la propuesta es que el niño dé testimonio de lo que ha sucedido una sola vez, acompañado de profesionales que utilicen un lenguaje comprensible para él y en un entorno cómodo. El testimonio será grabado y se utilizará, “evitando la revictimización”, en el proceso judicial.

La obligación de los colegios a establecer protocolos ante la violencia contra la infancia, la formación del profesorado y de los profesionales sanitarios para detectar esa violencia y el deber del ciudadano de denunciar episodios de violencia, son otras de las medidas que el director de Save The Children España enumeró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.