La violación de la senadora McSally, entre el escándalo y el debate en Estados Unidos

La violación de la senadora McSally, entre el escándalo y el debate en Estados Unidos

No denunció porque se culpó a sí misma y no confiaba en el sistema.
En una audiencia en el Senado acerca de las agresiones sexuales en el Ejército, Martha McSally, senador estadounidense y primera mujer piloto de combate en las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, confirmó que fue violada por un supervisor, aunque no denunció porque se culpó a sí misma y no confiaba en el sistema. “Los perpetradores abusan de su posición de poder de manera profunda y en un caso fui atacada y luego violada por un supervisor”, declaró ante los senadores.

“Como tantas mujeres y hombres, no confiaba en el sistema. Me culpé a mí misma. Estaba avergonzada y confundida. Pensé que era fuerte, pero me sentía impotente”, señaló, para añadir que “a diferencia de muchos valientes supervivientes, no denuncié que fui agredida sexualmente”.

McSally insistió en que permaneció “en silencio durante muchos años, pero más adelante en mi carrera, cuando los militares lidiaron con los escándalos y sus respuestas totalmente inadecuadas, sentí la necesidad de que algunas personas debían saberlo: yo también fui una superviviente”. Destacó que le horrorizó “la forma en que se manejó mi intento de compartir mis experiencias en general” y confesó que estuvo a punto de abandonar la Fuerza Aérea después de 18 años de servicio: “Como muchas víctimas, sentí que el sistema me estaba violando de nuevo”, lamentó.

Por su parte, a través de un comunicado, Carrie Volpe, la portavoz de la Fuerza Aérea, ha indicado: “Estamos consternados y profundamente arrepentidos por lo que experimentó la senadora McSally y la apoyamos tanto a ella como a todas las víctimas de agresión sexual. Somos firmes en nuestro compromiso de eliminar este comportamiento y el abuso de confianza en nuestras filas”.

Hace dos meses, Joni Ernst, senadora republicana y veterana del Ejército, hizo público que había sido violada en la universidad por un conocido y que su ex marido había abusado físicamente de ella. Ernst ha trabajado con el senador demócrata Kirsten Gillibrand para luchar contra las agresiones sexuales en el Ejército.

Dos años atrás se conoció un escándalo en el que los marines compartían en Internet fotos de sus compañeras desnudas. A pesar de ello, las agresiones sexuales en el ejército de Estados Unidos no se denuncian en buena parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *