La victoria de Inglaterra sepulta las esperanzas de la selección española

La victoria de Inglaterra sepulta las esperanzas de la selección española

Ganó in extremis 2-1 a Croacia.
Inglaterra hizo bien los deberes, lo dijimos. Croacia, también. Aunque en el minuto 78 renaciera la esperanza de que el empate diera el inmerecido pase a la Final Four de la Liga de Naciones al combinado español, un omnipresente Harry Kane pulverizó la posibilidad en el 85.

Se antojaba un duelo en la cumbre y no decepcionó. Todo se dirimió en el centro del campo. Pasar de dos tercios del terreno de juego hacia el portal contrario era un esfuerzo titánico, con pases precisos, posesión y solo cuando parecía acertado, tiros a puerta. Ocho por parte de los ingleses y tres por parte de los croatas. El gol tardó en llegar. Fue en la segunda parte, a los 12 minutos de la reanudación cuando Andrej Kramarić vio puerta, alejando la posibilidad de que España pasara a la fase final.

Poder a poder. Nueve faltas cometidas por los de Southgate, por once de los de Dalić. Una amarilla para los primeros, por tres a los segundos. Nueve saques de esquina sirvieron los ingleses y cuatro los croatas.

No podía ser de otra manera y la furia británica se lanzó al ataque y desde que recibieran el tanto tuvieron que pasar 21 minutos para que Jesse Lingard anotara el empate, haciendo renacer la esperanza de una España en la Final Four, de rebote.

Poco duró el sueño. El pretendido por el Real Madrid, Harry Kane, fulminaba toda esperanza en el 85, aprovechando el barullo ante la puerta defendida por Kalinić. Poco más pudieron hacer los de Modrić, que vieron que se escapaba en menos de cinco meses la posibilidad de alzar un título supranacional. Inglaterra hizo los deberes. Croacia, también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.