La ultraderecha populista alcanza un acuerdo para gobernar Italia

La ultra derecha populista alcanza un acuerdo para gobernar Italia

El pacto incluye una “renta de ciudadanía” de 780 euros mensuales.
El acuerdo para gobernar, sin precedentes, logrado entre el Movimiento 5 Estrellas, M5S, y La Liga se basa en dos programas electorales antisistema, soberanista y euroescéptico. Un documento de 58 páginas y 38 puntos que van desde la expulsión de inmigrantes irregulares a la bajada de impuestos con una especie de tarifa plana de IRPF, una renta básica de ciudadanía de 780 euros al mes o subvenciones para guarderías para familias italianas, provocando, todo ello, inquietud en los mercados de forma que la prima de riesgo italiana se ha disparado hasta los 160 puntos, el doble que la española.
Luigi Di Maio, líder del M5S ha colgado en el blog de su partido un texto felicitándose por el acuerdo logrado a pesar de los obstáculos de “algunos burócratas de Bruselas, la prima de riesgo y los periódicos italianos”. “Hemos trabajado durante más de 70 días para llegar hasta aquí y proponer todo lo que habíamos dicho juntos en campaña electoral. Ahora, este fin de semana, nuestros activistas y nuestros portavoces estarán en las calles de Italia para hacer conocer el contenido del programa”.

Sistema impositivo único
Entre las medidas propuestas, se aplica la llamada flat tax, un sistema impositivo único de IRPF, que quedará establecido entre el 15% y el 20% para las familias y el 15% para las empresas, pero, para evitar entrar en conflicto con la Constitución italiana, hay una serie de desgravaciones fiscales quedan cierta progresividad. También se pedirá la renegociación de la contribución italiana al presupuesto europeo y algunos tratados, como el de Dublín.
En cuanto a inmigración se refiere, Matteo Salvini se impone, y se habla de expulsar a medio millón de inmigrantes irregulares, acabar con el “negocio de la inmigración”, refiriéndose explícitamente a las ONG que trabajan en el Mediterráneo, y elaborar un censo de todos los imanes que predican en Italia. Igualmente, la renta básica de ciudadanía, que fue uno de los baluartes del M5S para hacerse con prácticamente todo el sur, se limita a dos años. Los desempleados deberán aceptar, como mínimo, una de las tres ofertas de trabajo que reciba una vez inscrito en la Seguridad Social, algo que, de facto, la convierte en un subsidio por desempleo, pero que se percibe por el simple hecho de ser ciudadano y no por haber acumulado tiempo de contribución a la Seguridad Social. Sin embargo, los 780 euros, se extienden a todos aquellos pensionistas a los que no llegue esa cifra a final de mes. Por último, el acuerdo asegura la permanencia de Italia en la OTAN, pero pretende una apertura comercial y militar a Rusia. Ahora el pacto será votado por los militantes del M5S inscritos en la plataforma Rousseau y por los de La Liga mediante urnas repartidas por toda Italia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.