La UE responde a las amenazas de Italia

La UE responde a las amenazas de Italia

«Las amenazas no funcionan en Europa», ha dicho un portavoz.
Aumenta la tensión entre Italia y la Unión Europea con mottivo de la gestión del Diciotti , que desde el lunes lleva atracado en el puerto de Catania con 150 inmigrantes a los que Matteo Salvini, ministro del Interior y viceprimer ministro, no deja desembarcar.
Ahora, el Gobierno, formado por el Movimiento 5 Estrellas y la Liga, amenaza con dejar de pagar a la UE su contribución si no hay una solución inmediata al problema.
La Comisión Europea no quiere conflictos, pero tampoco se dejará amedrentar. «Las amenazas no funcionan en Europa, no nos llevan a ninguna parte», ha declarado un portavoz europeo.
Pocos creen que se cumpla la amenaza, pero representa un reto sin precedentes hasta ahora que pueda abrir una importante brecha en la unión. Salvini amenazó con que «o Europa empieza a defender seriamente sus fronteras y comparte la acogida de inmigrantes, o empezaremos a llevarlos a los puertos de donde han salido». Ahora es Luigi di Maio, vicepresidente italiano, quien tensa la cuerda: «si en la reunión de la Comisión Europea no se decide nada, ya no estaremos dispuestos a dar 20.000 millones de euros cada año a la Unión Europea».
Y la tensión crece y puede aumentar cuando el Gobierno de Italia deba someter sus presupuestos a la aprobación de la Comisión, mientras que Giuseppe Conte, primer ministro italiano, se une a las exigencias de Salvini y Di Maio: «¿a qué esperan para intervenir y que podamos repartir a los inmigrantes?».
Los contactos de Bruselas con los diferentes gobiernos han sido permanentes y ayer se reunían los representantes de cada presidente europeo con el propósito primordial de lanzar ideas con el fin de encontrar soluciones duraderas a la cuestión migratoria, evitando los repartos improvisados, como está sucediendo ahora.
Con todo, Salvini eleva el tono y tira de ironía. «Los europeos demostrarán su gran corazón haciéndose cargo de todos los aspirantes a refugiados». La Comisión Europea, que habitualmente no responde a comentario alguno, se escuda en las leyes: «La Unión Europea es una comunidad de reglas y funciona basada en ellas, no en las amenazas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.