La UE propone endurecer las condiciones del fondo de recuperación

La próxima semana se discutirá una nueva propuesta para el fondo de recuperación económica por parte de los jefes de Gobierno de la UE. En ella, se contempla mayor control para las ayudas que se concedan ya que necesitarán la aprobación de varios países.
Este planteamiento ha sido presentado por Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, este mismo viernes. El fondo económico sigue siendo el mismo, por lo que cuenta con 750.000 millones de euros. También se mantiene el equilibrio entre transferencias y préstamos. Sin embargo, este planteamiento da más valor al Consejo de la UE, a la hora de aprobar o rechazar los planes para acceder a las ayudas.
Concretamente, una mayoría cualificada de los socios tendrán que aprobar los programas de reformas, previa al desembolso de los fondos. Tras ello, las ayudas se Irán dando en varios tramos según se vayan cumpliendo los criterios establecidos.
La condicionalidad de este plan viene dada, entre otros elementos, por el mayor papel de los Estados miembros. Otro de los elementos, es que el 30% de lo que pida el país deberá estar destinado a la transición climática. Además, existirá un mecanismo por el cual, el desembolso estará vinculado al respeto del Estado de derecho.
Charles Michel, exprimer ministro belga, ha dicho que es un tema “sensible” entre los Estados miembros que defienden “diferentes opiniones”. En referencia a la condicionalidad que vincula el fondo de reconstrucción. “Lo que proponemos es un puente”, ha apuntado el presidente del Consejo Europeo.
Michel ha calificado su propuesta como “una base sólida”, que tiene como fin incluir el “equilibrio” adecuado entre los Estados miembros. Sin embargo, se espera que la cumbre de la próxima semana sea complicada. “Sé que durante la cumbre tendremos debates difíciles y cuento con la valentía política, es el momento de actuar y decidir”.
En la nueva propuesta se modifica la clave en el reparto de ayudas: el 70% se repartirían siguiendo el método de la Comisión Europea y se distribuirían entre los años 2021 y 2022. Sin embargo, el 30% que queda se repartiría en 2023 contando con el desplome del PIB en los dos años anteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *