La UE lleva a Polonia al TUE por atentar contra la independencia del poder judicial

La UE lleva a Polonia al TUE por atentar contra la independencia del poder judicial

Varsovia no rectifica en la ley del Tribunal Supremo.
La Comisión Europea llevará a Polonia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, TUE, por atentar contra el principio de independencia judicial con la Ley del Tribunal Supremo. Así lo decidió ayer y ha solicitado a la Justicia europea que adopte medidas cautelares hasta que haya una sentencia.

Según Bruselas, esta ley es “incompatible” con el Derecho de la Unión porque “socava el principio de la independencia del Poder judicial, incluida la inamovilidad de los jueces”. En consecuencia, el Gobierno polaco incumpliría las obligaciones establecidas en el Tratado de la UE y en la Carta de Derechos Fundamentales.

Según el Ejecutivo comunitario, esta situación representa un riesgo para el ordenamiento jurídico de la Unión Europea, puesto que “se está acelerando y está creando un riesgo de perjuicio grave e irreparable para la independencia judicial” en Polonia por el hecho de que, al aplicarse el nuevo régimen de jubilación de los magistrados del Supremo del país, 27 de los 72 jueces en ejercicio estarán obligados a jubilarse.

Así, la Comisión afirmó en un comunicado que “la independencia de los órganos jurisdiccionales nacionales es esencial para el funcionamiento de la cooperación judicial entre los Estados miembros de la UE”.

La Ley del Tribunal Supremo entró en vigor el 3 de abril. En julio, el ejecutivo del bloque comunitario abrió expediente a Varsovia y advirtió de que llegaría hasta la Justicia europea si el Ejecutivo de Mateusz Morawiecki no rectificaba. Ahora, la Comisión pide al TUE que adopte medidas cautelares que restablezcan la situación del Tribunal Supremo polaco anterior a la entrada en vigor de la Ley impugnada y también un procedimiento acelerado para que haya sentencia firme cuanto antes.

Con todo, el Ejecutivo comunitario reitera que confía en el diálogo para que el ultraconservador Morawiecki cumpla con las obligaciones europeas, aunque admite que las respuestas del Ejecutivo polaco hasta ahora “no abren ninguna vía de avance”. Frans Timmermans, vicepresidente primero de la comisión, afirmó, después de la reunión en Bruselas en la que el Gobierno polaco trató de explicar sus argumentos ante los representantes del resto de los países de la Unión, que la situación del Estado de Derecho en Polonia había ido a peor después de aprobarse la reforma judicial y ha pedido a Varsovia que deje claro si seguirá aplicando la jurisprudencia del TUE.

El pasado diciembre, el Ejecutivo comunitario inicio el procedimiento para activar el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea al entender que se estaba amenazando al Estado de derecho en Polonia. La ley del Tribunal Supremo polaco, además de la cuestión de las jubilaciones de los jueces, otorga al presidente un poder discrecional que le permite prorrogar el mandato de los magistrados de esta Corte e incluso recurrir sentencias definitivas dictadas años antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.