La UE le da la espalda a May

La UE le da la espalda a May

Rotunda negativa de los 27 a reabrir el acuerdo del Brexit.
En la cumbre celebrada en estos últimos días en Bruselas, los líderes de la Unión Europea a 27 han sido contundentes en su negativa a cualquier fórmula que implique reabrir el acuerdo del Brexit para que Theresa May, primera ministra británica, pueda ganar respaldos en su Parlamento. “No habrá nuevas obligaciones legales impuestas en la UE, eso está totalmente claro. Podemos aportar algunas clasificaciones, pero no habrá renegociaciones”, ha sostenido Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

Además, los jefes de Estado y de Gobierno del bloque comunitario han criticado que la premier no sea clara acerca de las garantías que quiere obtener como solución de emergencia en la frontera irlandesa para no bloquear la ratificación del pacto.

Juncker ha elogiado el trabajo llevado a cabo por la primera ministra, un “combate virtuoso y valiente”, pero ha mostrado su pesar porque los resultados “no estén ahí”. Aún así, ha dejado claro que no es posible renegociar algunas partes del Tratado de Retirada como se cree en Reino Unido, una idea que deben quitarse de la cabeza, ha insistido.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha señalado que la UE quiere comenzar cuanto antes las negociaciones sobre la futura relación, algo que solo será posible una vez ratificado el acuerdo en los parlamentos británico y europeo. Al respecto, apuntó que “estamos en un debate a veces nebuloso, impreciso, me gustaría que sobre este punto haya aclaraciones”, en relación a la idea que tenga el Gobierno británico sobre la relación futura.

Así, hizo saber que la Comisión, el próximo miércoles, presentará los planes de contingencia sobre los que trabaja Bruselas ante un eventual Brexit caótico.

La intención de May, cuando llegó a la reunión, era conseguir “garantías legales y políticas” de que el backstop del Úlster, si se tuviera que aplicar, sería tan solo temporalmente. En ese contexto, la primera ministra advirtió de que convenía al bloque comunitario ayudar a “cambiar la percepción” de esta solución de emergencia para “no correr el riesgo de ‘un acuerdo’ accidental”, ha desvelado un portavoz del Gobierno británico.

En cambio, los Veintisiete entendieron que lo que la premier reclamaba carecía de precisión y que, con todo, ella no garantizaba que, aún estableciendo una fecha límite para el backstop, fuera suficiente para aprobar el acuerdo en Westminster.

Con todo, May pide “garantías jurídicas”, aunque no se reabra el acuerdo de divorcio, algo que ya cuenta con la oposición de Emmanuel Macron, presidente de Francia, y Angela Merkel, canciller de Alemania.

La cuestión es que, si se eleva la declaración política a una declaración jurídica, podría ser aprovechado por otros Estados miembros para también reabrir otros debates que ya quedaron cerrados en la cumbre de noviembre, con el fin de conseguir garantías equivalentes en temas como el de Gibraltar, en el caso de España, o la pesca, en el caso francés.

En este escenario, el texto de conclusiones que han adoptado los 27 concluye que el acuerdo para el Brexit “no está abierto a renegociación”, aunque se reafirma la voluntad del bloque comunitario de fijar una nueva relación futura con Reino Unido “tan estrecha como sea posible” con un país tercero.

Así las cosas, la voluntad de Veintisiete es comenzar a preparar “inmediatamente después” de la firma del acuerdo la negociación futura, de forma que se pueda empezar a negociar lo antes posible.

Asimismo, en estas primeras conclusiones se deja claro que el backstop es una red de seguridad que trata de evitar una “frontera dura” en Irlanda, protegiendo el Mercado Único y recordando la “firme determinación” de acelerar una solución alternativa antes del último día de 2020.

Lo que sí se lleva la primera ministra británica es el compromiso por parte de los líderes europeos de que la solución de emergencia para Irlanda será “temporal” y que solo se mantendrá en vigor mientras no haya un acuerdo mejor para evitar una frontera física con controles policiales y aduaneros en el Úlster.

1 thought on “La UE le da la espalda a May”

  1. May, la pobre ingenua, piensa que la UE va seguir dándole concesiones para el acuerdo del Brexit. El Parlamento británico no va a ratificar el acuerdo aportado por May, y vislumbro que va a tener que dimitir y que el Brexit no tendrá éxito, ya que supone muchos miles de millones de euros la deuda con la UE por salirse de la Comunidad Europea, y los británicos no podrán abrir sus fronteras durante un muy largo periodo de tiempo para una comercialización con países que no sean de la UE, y se presentan muchas más trabas impuestas por este organismo a los británicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.