La UE amplía las sanciones contra Irán

La UE amplía las sanciones contra Irán

Las mantiene un año más por violaciones de los Derechos Humanos.
Estas sanciones afectan a 82 personas que tienen prohibido entrar en la UE y cuyos bienes bajo jurisdicción europea están congelados. Los Veintiocho aprobaron ayer ampliar hasta el 13 de abril de 2019 estas medidas, que incluyen también la prohibición de exportar equipos al país de Oriente Medio que puedan ser utilizados para la represión y equipos para vigilar y controlar las comunicaciones. Su entrada en vigor es inmediata.
En 2016, la Unión levantó las sanciones económicas y financieras contra Irán que estuvieran relacionadas con su programa nuclear después del acuerdo alcanzado entre la comunidad internacional y este país para poner fin al conflicto nuclear, lo que incluye el embargo al petróleo iraní, la prohibición de invertir en los sectores iraníes del crudo, gas y petroquímica y autorización para reanudar las transacciones con el Banco Central Iraní y prácticamente todas sus entidades bancarias. En cambio, se mantienen las sanciones por violaciones de los Derechos Humanos, el embargo de armas y las relacionadas con el programa balístico y el régimen de los ayatolas, lo que incluye la restricción al comercio de ciertos equipos, materiales y software, que están sujetos a una autorización previa.

Más sanciones
No todos los países de la Unión Europea están de acuerdo y por eso Francia, Reino Unido y Alemania presionan para que se impongan sanciones a personas iraníes por su papel desestabilizador apoyando al régimen de Bashar al Assad en Siria, pero tratan de convencer a Donald Trump para que mantenga la validez del acuerdo nuclear alcanzado. Fuentes de la Unión dicen que “no se discuten sanciones por el programa balístico. Se habla de añadir nombres iraníes al régimen de sanciones en Siria”. “Todo el mundo está de acuerdo en que el papel de Irán en Siria es muy desestabilizador y es inaceptable” aunque “hay cierto número de Estados miembros que no creen que sea la estrategia adecuada” porque podría reforzar el ala dura del régimen iraní.
La UE mantiene que el programa balístico iraní y la desestabilización de Irán en Siria y Yemen deben discutirse aparte del acuerdo nuclear. Los ministros de Exteriores de la Unión debatirán acerca de las nuevas sanciones en su reunión del lunes en Luxemburgo, pero en principio no se cree que se alcance un acuerdo puesto que “la discusión no está madura”, pero, en función de cómo evolucione la situación en Siria, puede producirse “un cambio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.