La UE advierte que se producirá un Brexit sin acuerdo

La UE advierte que se producirá un Brexit sin acuerdo

Los Estados miembro deben prepararse a todos los niveles y contemplar todos los supuestos.
“A pesar de que la UE está trabajando sin descanso para llegar a un acuerdo que garantice una retirada ordenada, no cabe duda de que la retirada de Reino Unido causará perturbaciones exista acuerdo o no”, reza el documento que presentó la Comisión Europea, informa Europa Press.
Así, el Ejecutivo comunitario ha especificado que, tanto si se cierra el acuerdo como si no, habrá cambios que en el futuro afectarían a todos los miembros de la UE, por lo tanto, prepararse para el Brexit no es algo que incumbe sólo a las instituciones europeas sino que es un esfuerzo conjunto de los gobiernos de todas las naciones y regiones, y de todos los “operadores económicos y otros agentes del sector privado”.
“Los interesados deben ahora intensificar sus preparativos para todos los escenarios y asumir la responsabilidad que corresponda a su situación específica”, se dice en el texto publicado por Bruselas, que desde hace nueve meses tiene un equipo dedicado especialmente a las tareas preparatorias.
La Comisión ha aprobado propuestas legislativas destinadas a asegurar que las reglas de la UE siguen funcionando “sin perturbaciones” en el bloque comunitario una vez se haya producido la salida de Reino Unido, y ha emitido hasta ahora más de 60 comunicados para mantener informados a ciudadanos y empresas de las consecuencias que traería consigo un escenario sin acuerdo, que lógicamente afectará a todos los sectores económicos.

Reino Unido será un “tercer país” a partir de abril
Será a partir del 29 de marzo de 2019 cuando Reino Unido dejará de formar parte de la UE para pasar a ser un tercer país. Si la Unión y Londres logran sellar y confirmar el acuerdo de salida para la fecha señalada, se abrirá un periodo transitorio de casi dos años, hasta diciembre de 2020, durante el que se seguirá aplicando la legislación comunitaria en Reino Unido, pero un periodo en el cual el país perdería su voz en el Consejo Europeo.
En caso de no ratificarse el acuerdo de salida antes del 29 de marzo de 2019, posibilidad perjudicial para ambos actores pero que ya no se descarta, se abriría un escenario sin acuerdo en el que el derecho comunitario dejaría de aplicarse en Reino Unido a partir de esa fecha y no existiría periodo de transición.
Independientemente del resultado en las negociaciones, en la Comisión Europea se consideran necesarias todas las medidas de preparación, pero en el caso de que no exista acuerdo se pondrán en funcionamiento “planes de contingencia”. El Ejecutivo comunitario, en los últimos meses, ha estado publicando notas informativas destinadas a la ciudadanía y a las empresas para concienciarlas y para informarlas acerca de las tareas preparatorias.
Específicamente, preocupan las millones de pequeñas y medianas empresas de la UE que realizan actividades comerciales con Reino Unido, dentro de la legislación del mercado único y la unión aduanera, pero no están experimentadas en transacciones con terceros países, como sería el caso británico una vez deje de formar parte de la Unión.

Las autoridades europeas ya han hecho recomendaciones
Una serie de recomendaciones para las empresas, en las que se informa de los posibles cambios tras el Brexit, han sido publicadas por la Comisión. Existirían nuevas responsabilidades en las cadenas abastecimiento, reconocimiento de certificados y licencias, el pago de aranceles, reglas sobre el origen de los productos, las restricciones en las importaciones y exportaciones o las transferencias de datos personales.
Desde el Ejecutivo se hace hincapié en que es posible que los negocios que compren bienes producidos en Reino Unido serán considerados “importadores”, según la legislación europea, y los certificados o licencias adquiridos en Reino Unido ya no serán válidos en la UE, se complicarán los intercambios comerciales por las aduanas y el pago de aranceles, y existirán ciertos obstáculos debido a los estándares europeos medioambientales o de salud.
Países Bajos y Bélgica están a la cabeza de la lista de países miembros más preparados para el Brexit, según fuentes comunitarias, ya que sus gobiernos han puesto en marcha webs informativas en las que dan instrucciones a las empresas sobre cómo eludir los efectos negativos de la salida de Reino Unido.
En Holanda, las autoridades han creado una herramienta por la cual las pymes pueden examinar su exposición a problemas derivados del Brexit. En Irlanda, país que se verá más afectado, el Gobierno ha puesto en marcha una web informando, además, de líneas de financiación que las empresas pueden solicitar para hacer frente a los gastos de preparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.