La UE advierte que en España la recesión será muy dura

Según ha trasladado la Comisión Europea, la previsión acerca de la situación económica española es peor de lo que esperaba. Para este año se espera una contracción del PIB del 10,9%. Hace unos meses se precisó que la caída sería del 9,4%.
Paolo Gentiloni, comisario de Economía, ha trasladado las previsiones, las cuales no actualizan otros datos como déficit y deuda públicas o el paro. Al realizarlas en verano, solo reflejan los indicadores de PIB e inflación.
En referencia a España, el Ejecutivo comunitario ha anunciado un desplome al cierre de 2020 de un 10,9%. El repunte previsto del segundo semestre en nuestra economía “no compensará totalmente”. Ello es consecuencia del impacto negativo de las medidas adoptadas durante el estado de alarma. Éstas tuvieron un efecto de “contracción sin precedentes” de la economía.
La actividad “debería continuar recuperándose” en el primer semestre de 2021, y “moderarse gradualmente” en los segundos seis meses del año. En 2021 se producirá un rebote de hasta el 7,1%, debido al efecto arrastre “fuerte” del segundo semestre de 2020. Sin embargo, cuando finalice el año 2021, el PIB será cuatro puntos más bajo que el de 2019.
Los servicios económicos de la Comisión han indicado que “la nueva normalidad”, una vez finalizado el confinamiento, ha traído consigo cambios en los consumidores. Estos cambios tendrán un “impacto duradero” en las actividades de “interacción personal”. Tal es el caso de la hostelería, el ocio y el entretenimiento.
Debido a la conectividad aérea “reducida”, el sector turístico internacional tendrá un impacto grave, independientemente de que de modo progresivo se abran las fronteras. Pero Bruselas cree que el sector industrial se recuperará más rápido que el sector de servicios. A pesar de que, antes de que finalice el año no se no se formalizarán las manufacturas. Debido a los cortes en las cadenas de suministro y debilidad en la demanda.
En relación al desempleo, la Comisión Europea dice que los ERTEs “han ayudado a limitar las pérdidas de empleo a gran escala por ahora”. Pero, añadiendo un “impacto desproporcionado” en sectores de mano de obra intensiva, que “provocará un aumento significativo de la tasa de desempleo”. “Son probables mayores incrementos una vez que los ERTE sean retirados”, recoge el documento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *