La terrible desnutrición de los migrantes en Libia

La terrible desnutrición de los migrantes en Libia

Médicos Sin Fronteras denuncia las condiciones de los refugiados detenidos en un centro de Trípoli.
En un informe, la organización humanitaria alerta de las “alarmantes tasas de desnutrición aguda” de los migrantes retenidos en Libia, más en concreto en Sabaa, donde hay más de 300 inmigrantes detenidos, entre ellos 100 menores. tal es así, que los recién llegados pueden llegar a pasar cuatro días sin recibir alimentos.

En consecuencia, Médicos Sin Fronteras, MSF, ha hecho un llamamiento a las autoridades del país y a la comunidad internacional para “abordar con urgencia las peligrosas e inhumanas condiciones de los centros de detención”. “Lo que vemos hoy en este centro de detención es un síntoma de un sistema descontrolado, injustificado e irresponsable que pone en riesgo la vida de los refugiados y de los migrantes”, afirma Karline Kleijer, responsable de emergencias de MSF.

Según los testimonios recogidos por esta organización humanitaria, quienes están en este centro de detención tan solo comen una vez cada dos o tres días. Un equipo médico de esta ONG descubrió el pasado 21 de febrero a 31 personas encerradas en una pequeña sala de tan solo 4,5 ó 5 metros, es decir, 0,7 metros cuadrados de espacio por persona. Evidentemente, no había sitio para acostarse y la estancia no tenía letrinas, por lo que los migrantes tenían que hacer sus necesidades en cubos y botellas de plástico.

MSF ha hecho reiterados llamamientos para reubicar a estas personas en un espacio más adecuado, pero durante más de una semana siguieron detenidas en el mismo espacio. “Estamos hablando de las necesidades más básicas para vivir. Si el alimento, el refugio y los servicios esenciales no pueden proporcionarse de manera consistente y apropiada, estas personas deben ser liberadas de inmediato por las autoridades libias”, exige Kleijer.

Por otro lado, también denuncia el rol jugado por la Unión Europea respecto a la situación de los migrantes y refugiados en este país africano. “El hecho de que Europa esté contribuyendo a este sufrimiento a través de políticas que permiten que las personas rescatadas en el mar puedan ser devueltas a condiciones inhumanas y de detención en Libia es del todo intolerable”, lamenta la responsable de la ONG.

El 25% de los retenidos en el centro de detención de Sabaa, según MSF, muestra signos relacionados con la mala calidad de los alimentos y su escasez. El 2% padece desnutrición aguda severa, el 5%, desnutrición aguda moderada y otro 16% está por debajo de su peso. Un tercio de los detenidos son menores de edad. Éstos son más propensos a sufrir desnutrición y tienen tres veces más posibilidades de padecer desnutrición moderada.

Ninguna norma de control migratorio, según ha determinado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, puede contemplar la detención de niños puesto que ha quedado constatado que ese hecho perjudica su salud física y mental y es una violación de los derechos de los niños.

en consecuencia, la organización humanitaria exige a Lidia y a la comunidad internacional que se asegure que los detenidos reciben la cantidad necesaria de alimentos, que sean liberados los menores y que las condiciones de estos centros respeten los estándares acordados a nivel nacional, regional e internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.