La suma del ‘three party’ otorga en España una mayoría a la derecha en las encuestas

La suma del 'three party' otorga en España una mayoría al lado derecha en las encuestas

El PSOE ganaría, pero no podría formar Gobierno ni con el bloque de la moción de censura.
La derecha obtendría una amplia mayoría si se celebrarán elecciones generales hoy gracias al apoyo de la extrema derecha de Vox. La formación liderada por Santiago Abascal conseguiría el 13% de los votos y entre 43 y 45 escaños.

El PSOE obtendría prácticamente del mismo resultado que en las elecciones de 2016, ganando los comicios con el 22,6% de los votos y beneficiándose de la caída de PP y Podemos, con lo que aumentaría su representación con entre siete y 11 escaños, hasta entre 92 y 96. Aún así, no sería suficiente para volver a colocar a Pedro Sánchez en la Presidencia, ni siquiera repitiendo las alianzas de la moción de censura, puesto que, como mucho, sumarían 167 diputados, el 44,2% de los sufragios.

Sucedería como ha sucedido en Andalucía. La unión de populares, Ciudadanos y Vox aportaría una amplia mayoría, que podría ser mayor si se tienen en cuenta los valores máximos en número de escaños que pronostican las encuestas, hasta alcanzar entre 179 y 189 asientos y el 50,9% de los votantes. La mayoría absoluta está en 176.

La fórmula de un tripartito entre los dos grandes partidos -PP y PSOE- y un tercero -Ciudadanos- se antoja casi imposible, habida cuenta del enfrentamiento entre ellos, pero que apartaría a los extremistas y a los nacionalistas. Así, los socialistas obtendrían una ligera ventaja sobre populares y naranjas, entre los cuales la diferencia es mínima, apenas cuatro décimas y entre cuatro y ocho escaños de diferencia a favor de Casado sobre Rivera.

Habrá que estar vigilante porque el PP sigue en caída libre y la sangría de votos parece tener destino: Vox. Así las cosas, los populares pasarían del 33% de los votos de 2016 al 19,2%, y de los 137 escaños de hoy a entre 70 y 74. Los entre 63 y 67 diputados que se dejaría en el camino se repartirían, mayormente, entre la formación de Rivera y la de Abascal.

Por su parte, un 6% de votantes más serían atraídos por el partido naranja, logrando duplicar su representación en el Congreso, entre 66 y 77 asientos, gracias al 18,8% de los votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *