¿Qué es la Red Centinela de Pobreza Infantil?

Dará una respuesta rápida y coordinador ante los casos de menores en situación de carencia maternal, malnutrición infantil y periodos previos a la escolarización.

Según nota remitida por el Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, vicepresidente de éste, se pone en marcha un protocolo de actuación coordinada que se aplicará en los centros educativos, sanitarios y servicios sociales, dentro del marco del Plan General de Emergencia Social. La Red la componen técnicos de Política Social, ICASS, Federación de Municipios de Cantabria, Dirección General de Salud Pública y Consejería de Educación. Se busca vigilar, estudiar, investigar y controlar técnicamente la prevención, detección y respuesta en Cantabria ante la pobreza infantil, sensibilizando a los profesionales de los ámbitos educativos, sociales y sanitarios para la vigilancia y detección de estos casos.
Para ello se ha elaborado un protocolo que dará una respuesta coordinada y se aplicará en los centros educativos y sanitarios, así como en los servicios sociales municipales, dando prioridad a los casos de malnutrición infantil. Según ha señalado la vicepresidente, cuando se detecte la carencia de algún niño en sus necesidades básicas, siempre que no sea consecuencia de una mala actuación de los padres, se contrastará la información con la familia a la que se pedirá permiso para informar a los servicios sociales. Estos ofrecerán una respuesta a las necesidades familiares, harán una valoración integral, tramitarán las prestaciones a las que haya derecho y, finalmente, elaborarán un plan de intervención más amplio. “Aunque se dará prioridad a las situaciones de malnutrición, la Red tendrá siempre presente que, normalmente, estas carencias en la alimentación son un síntoma más de las dificultades por las que atraviesan las familias, dificultades para tener una vivienda, pobreza energética o dificultades para pagar actividades extraescolares o de ocio en los centros educativos”, señaló, destacando que se contrasta la toda la información que se recaba en la red, y teniendo en cuenta siempre que “la mayoría de los padres hacen todo lo posible por atender adecuadamente las necesidades de sus hijos”, así como con “el máximo respeto por las posibles diferencias culturales”, que en ocasiones hacen que se pueda percibir como una carencia alimentaria o de vestimenta lo que en realidad son pautas de otras culturas. Precisó que se pondrán, previamente a la comunicación con los servicios sociales municipales, los medios de prestaciones disponibles, la Renta Social Básica, prestaciones económicas de emergencia social o la red de apoyo a personas y familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.