La población crece de nuevo en España y se acerca a los 47 millones

La población crece de nuevo en España y se acerca a los 47 millones

El registro de 2018 muestra que se vuelve a niveles de 2009 tras enlazar dos años de descenso y estancamiento desde 2012.
La población en España vuelve a superar los 46,7 millones de personas. A 1 de enero de 2018, el total de habitantes se situó en 46.722.980, incluyendo tanto el colectivo de nacionales como el de extranjero. Aunque sólo ha aumentado en un 0,32% el último año (unas 150.000 personas), el registro del año 2018 ha supuesto la confirmación de la inversión de la tendencia bajista en cuanto a número de habitantes en España, que de este modo, vuelve a niveles de 2009, tras enlazar años de descenso y estancamiento desde 2012.

Así se concluye en un informe elaborado por AIS Group, empresa especialista en sistemas de marketing inteligente, tras la reciente publicación de datos pertenecientes al nuevo Padrón, que la compañía está ya incorporando a sus indicadores demográficos y económicos Habits Big Data.

“El hecho de que aumente la población no quiere significa que no se esté dando un proceso de despoblación en numerosas zonas del territorio”, dice Agustí Amorós, director de desarrollo de negocio de AIS Group. “Los indicadores muestran como la mitad de las provincias españolas han perdido habitantes este último año, una parte de los cuales posiblemente se han restablecido en grandes ciudades como Madrid y Barcelona y en áreas más turísticas como Baleares, Canarias, Girona y Alicante, que son las zonas donde más ha crecido el número de habitantes.”

Por su parte, las provincias que mayor porcentaje de población han perdido son Zamora (-1,6%), Ávila (-1,3%) y León (1%). Sin embargo, a nivel absoluto han sido Asturias y Jaén donde más ha disminuido el número total de habitantes (alrededor de 6.700 y 5.400 personas respectivamente).

“En general -comenta Amorós-, se observa un movimiento con tendencia a la despoblación en la mitad oeste del territorio, a favor de un crecimiento del número de habitantes principalmente en la vertiente mediterránea y en la capital.” En este fenómeno tiene un peso importante el conjunto de población extranjera, añade el ejecutivo de AIS, “pues coincide que ésta es más numerosa justamente en las provincias donde se ha producido un mayor aumento de población: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga, Murcia, Baleares, Girona, Almería, etc.”

Evolución de la población por sexos
El informe de AIS pone de manifiesto que los datos revelan que el crecimiento es algo mayor entre las mujeres que entre los hombres. Así, mientras la población femenina ha aumentado un 0,37% (unas 87.100 mujeres), la masculina lo ha hecho sólo un 0,28% (algo menos de 64.000).

De este modo, el total actual de mujeres en España supera casi en 1 millón al total de hombres. “De hecho, el número de hombres sólo supera al de mujeres en 11 provincias, además de en Ceuta y Melilla. La mayor diferencia se da en Almería, donde el total de hombres es más alto que el de mujeres en casi 13.300 personas, siendo ellas el 49,1% de la población”, indica el director de desarrollo de AIS.

Por el contrario, Madrid es la provincia donde ellas son más numerosas. Hay del orden de 282.300 más mujeres que hombres. Las féminas representan el 52,1% del total de los madrileños. En términos relativos, sólo Asturias está algo por encima, pues allí el 52,3% de los habitantes son mujeres.

La provincia que más ha aumentado porcentualmente en cuanto a individuos de sexo masculino ha sido Baleares, donde este colectivo ha crecido un 1,24%. Tras las islas está la provincia de Madrid (1,04%) y en tercer lugar Santa Cruz de Tenerife (1,02%).

Si lo contemplamos por cifras absolutas es en Madrid donde más se ha elevado el número de hombres entre 2017 y 2018, alcanzando los 32.350. Esto es más la mitad del total del crecimiento del colectivo masculino en el conjunto de España. En segundo lugar está la provincia de Barcelona, que este último año ha visto crecer su número de habitantes masculinos en algo más de 14.800 personas. Le sigue Baleares (6.900), Alicante (unos 6.400) y Santa Cruz de Tenerife (5.000).

Por contra, las regiones que han visto menguar más su población masculina en cifras absolutas son Asturias (-3.200), Jaén (-2.880) y León (-2.400). A nivel porcentual, el principal impacto del descenso se nota en Zamora (-1,7%), Ávila (-1,4%) y León (-1,06%).

En cuanto al colectivo femenino, Madrid, Santa Cruz de Tenerife y Baleares son las provincias donde más han crecido a nivel porcentual, alrededor del 1%.

En cambio, las zonas que más población femenina han perdido son Zamora, donde el número de mujeres ha descendido un 1,5%; Ávila, donde lo ha hecho un 1,3%; y León, un 0,9%.

Si se toman los datos absolutos, es Asturias la región que más mujeres ha perdido en este periodo (-3.500), seguida de Jaén (-2.500) y León (-2.150); mientras que Madrid (38.500), Barcelona (18.500), Alicante (7.100) y Málaga (6.200) son las que más han visto ascender su población femenina.

¿Qué son los indicadores Habits?
Habits Big Data presenta una segmentación de las familias españolas en tipologías a partir de sus rasgos sociodemográficos y económicos. Permite conocer la presencia y perfil de gasto de cada tipología de hogar en cada microzona. Es decir, no sólo define los tipos de familia, sino que las sitúa geográficamente, de modo que puede saberse la densidad de cada tipología que hay en cada zona.

Además de toda la información relativa a los perfiles de consumo, los ingresos y las tipologías de las familias, Habits dispone de otra información demográfica, como la tasa de paro total y por tramo de edad en cada área. También indicadores económicos, información catastral y datos relacionados con la vivienda (como el precio medio del m2 en la zona y el precio de venta y/o alquiler de todos los inmuebles), información relativa al parque móvil e incluso detalles sobre la climatología de cada zona. Otros indicadores facilitados son los de Riesgo de Pobreza e Índice de Capacidad Económica.

El objetivo principal de Habits es dotar a las compañías de un profundo conocimiento del cliente (real y potencial), para que puedan tomar las decisiones más acertadas para el negocio y emprender así acciones de marketing, de distribución y de expansión más efectivas y rentables.

También el sector público es beneficiario de los indicadores Habits, pues el conocimiento que aportan sobre las familias es una fuente muy interesante para mejorar el servicio de las administraciones a los ciudadanos a través de actuaciones municipales más eficaces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.