La perra que salvó a un koala

La perra que salvó a un koala

Seguramente, el marsupial estaba buscando un lugar cálido para descansar y se acercó mientras la cánida dormía.
Asha, que así se llama la perra, pudo haber salvado la vida de un bebé Koala al mantenerle abrigado durante la noche, pública Planeta Curioso. El pequeño marsupial habría sido abandonado por su madre y estaba buscando un lugar cálido.

Las temperaturas en Strathdownie, donde ha sucedido este hecho, caen por debajo de los 5 grados centígrados en esta época del año. De no haberse acurrucado junto a la perra probablemente no hubiese sobrevivido por sí solo, cree Kerry Mckinnon, el amo de Asha.

Un veterinario atendió al koala y ahora está en observación en un refugio para este tipo de animales antes de que sea liberado a la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.