La peor semana de Manu Tenorio

La peor semana de Manu Tenorio

Las fans de Manu Tenorio se han llevado un gran susto. El cantante ha estado días sin dar señales de vida en sus redes sociales, tras ello, ha publicado en Instagram que ha permanecido ingresado durante cinco días en el Hospital de Sanchinarro. Ello ha supuesto a Tenorio tener que cancelar un viaje a Suiza previsto con su familia, para conocer en persona a Papá Noel. Pero, días antes, tuvo un dolor “extraño” en el tobillo, algo que hizo saltar todas las alarmas y se vio obligado a ir a urgencias.

Manu Tenorio ha explicado todo el proceso en un texto en las redes sociales, acompañado de una imagen en la que aparece desmejorado. El problema ha sido una “celulitis” en el tobillo, que derivó en una infección cutánea. “El caso es que teníamos planeado un viaje muy chulo a Suiza para conocer a papá Noel. Pero el día anterior sentí un extraño dolor en el tobillo, y por si acaso fui a urgencias”, ha contado el artista.

Después de ser atendido en urgencias, los médicos decidieron ingresarle. “Tenía una cosa muy rara que se llama celulitis (no, es la celulitis de la que estamos acostumbrados a escuchar, es otra cosa más rara y menos común) no una torcedura ni nada de eso era algo bastante más complicado”, ha trasladado Tenorio a sus fans.

Tal como ha manifestado el cantante, ha llegado a su casa ansioso por ver el árbol de Navidad y jugar con su hijo “nos hemos hartado de querernos él y yo, ha cenado, hemos compartido nuestro cuento (momento de paz maxima) y yo automáticamente me he metido en la cama”. Ya en la cama, el artista rompió a llorar dando sus motivos en el siguiente texto: “Es solo que me han venido las sombras de lo mal que lo pasé hace ya un año y pico y me lo trague como un “valiente” , he pensado en la gente que pasa las fiestas ingresada en los hospitales, me he acordado de la gente paseando con los goteros andando como puede, del de eco de la gente rota por el dolor en un pasillo del hospital he pensado en “joder que ya estoy en mi casa por fin” después de una semana. Y bueno, no sé si he llorado por lo mal que lo pasado, y también por la conciencia de la suerte que a veces tenemos la mayoría de nosotros y no nos damos cuenta, porque nos acostumbramos. Pero pensemos en esa gente al menos para hacernos un favor. Y bueno aquí estoy dándole las gracias a la vida. Y esperando a mi chica, porque tenerla a ella lejos me duele muchísimo más que 7 veces lo que he pasado… Infinitamente más. Yo realmente soy cuando somos los tres (o mínimo dos) Y obviamente no voy a terminar esta parrafada que me acabo de descargar, sin darle infinitamente las gracias al trato al cariño y a los cuidados del equipo medido del hospital de Sanchinarro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.