La parálisis en la relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí por el caso Khashoggi

La parálisis en la relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí por el caso Khashoggi

La Familia Real saudí niega la implicación del heredero de la Corona en el asesinato del periodista.
Lindsay Graham, senador republicano y presidente del Comité Judicial del Senado de EEUU, ha admitido las delicadas relaciones existentes entre Arabia Saudí y su país, las cuales no tienen posibilidad de mejorar mientras no se “resuelva” la situación que rodea a Mohamed bin Salmán, príncipe heredero del trono árabe, por su presunta relación con el asesinato de Jamal Khashoggi.

La Familia Real saudí niega que el heredero de la Corona esté implicado en el asesinato del periodista que tuvo lugar en el consulado saudí de Estambul. Por otro lado, Turquía ha manifestado que tiene en su poder datos que implican directamente al círculo más cercano del príncipe.

Estados Unidos, por su parte, ha trasladado que tiene intención de aprobar nuevas sanciones contra aquellos que tuvieron parte en la operación que acabó con la vida de Khashoggi, residente en EEUU. Respecto a la palabra “resolver” que utilizó Graham, no sé sabe a qué pretendía referirse.

Este fin de semana, Graham ha viajado hasta Ankara con el fin de tratar con las autoridades turcas la retirada de tierras sirias de Estados Unidos, que ya había anunciado con anterioridad Donald Trump, presidente norteamericano.

La retirada es una operación difícil puesto que deja a las milicias kurdas, aliadas en Siria con EEUU en contra de Estado Islámico, en manos de Turquía, ya que son consideradas por éstos cercanas al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que mantiene en la actualidad guerra con Ankara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.