La ONU reconoce que el “presidente electo” de Venezuela es Nicolás Maduro

La ONU reconoce que el “presidente electo” de Venezuela es Nicolás Maduro

Nicolás Maduro sigue siendo, a ojos de la ONU, el “presidente electo” de Venezuela, ha asegurado Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y por ello defiende el diálogo como el medio para resolver la crisis política en la que está sumido el país caribeño.

Así lo ha manifestado en una entrevista en la cadena TVN, en la que ha dicho que no puede dar una “opinión personal” sobre lo que sucede en Venezuela, por lo que prefieren no “calificar” al gobierno de Maduro ni opinar sobre si es o no una dictadura.

Bachelet tan solo ha dicho que en el país caribeño no hay una “plena democracia” y se limita a las conclusiones a las que ha llegado su equipo partiendo de investigaciones en Venezuela que responden a si hay abusos de derechos y libertades cometidos en el país caribeño.

Se inclina por “mantener la relación” con el Estado venezolano y afirma que siguiendo la doctrina de Naciones Unidas, Maduro es el “presidente electo” y Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional. Todo ello, pese a que más de 50 países han reconocido que este último es el mandatario legítimo después de las elecciones de 2018.

Explicó que “la única instancia que puede definir un cambio de situación es la Asamblea General”. Hacía referencia, en este caso, a un supuesto reconocimiento de la ONU, algo que solo se ha producido en dos ocasiones. Señaló que Naciones Unidas “tiene ciertas reglas”.

Precisamente, Sebastián Piñera, antecesor y también sucesor de Bachelet en la Presidencia de Chile, declaró a su llegada para asistir a la Asamblea General de la ONU, que se inaugura hoy, que la posición de su Gobierno “es que Juan Guaidó es el presidente legítimo de Venezuela”.

Al margen de ello, respecto a las críticas vertidas en el país caribeño por los informes críticos que el Comisionado que dirige Bachelet ha emitido, ésta ha negado que sean una sorpresa para ella, toda vez que “pasa con cualquier país del mundo”. “Cada vez que sacamos un informe no le gusta a los gobiernos”, argumentó, sobre todo si se dice que “las cosas no son perfectas”.

Con todo, eludió responder a si se pueden calificar sus investigaciones como parciales: “si ustedes quieren que no sean sesgados, déjennos entrar. Así tendremos la oportunidad de hablar con todas las partes”, añadió.

La oposición venezolana crítica el retraso en el envío de una misión al país y hay quienes entienden que la ex presidente chilena no ha hecho nada para cambiar las cosas. Bachelet responde a ello que “alguna gente esperaba de mí cosas que no correspondían a mi cargo”. “¿Ustedes creen que soy la Virgen María? ¿Que voy a hacer un milagro?”, añadía.

Sí quiso subrayar que, coincidiendo con su visita a Caracas, hay quien consideró un “milagro” que se interrumpiesen los cortes de luz en la capital venezolana.

Insistió en que el único camino para encontrar una solución a la crisis venezolana es el diálogo entre los principales actores políticos. Deslizaba, así, su posición contraria al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

A su vez, advertía: “Si uno considerara que un país no es democrático, no es por las vías no democráticas como tiene que resolverlas”, en referencia a una posible intervención militar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.