La nueva moneda de Facebook alerta a los bancos centrales de todo el mundo

La nueva moneda de Facebook alerta a los bancos centrales de todo el mundo

Con el anuncio de la creación de la criptomoneda Libra de Facebook, el mundo financiero y monetario se ha puesto en alerta. La idea del gigante tecnológico es fijar un nuevo sistema de pagos entre particulares con trasferencias instantáneas de dinero a bajos costes.

Según Clement Thibault, analista de investing.com, “Facebook no trata sólo de unificar los sistemas de pago en internet, sino que también pretende lanzar una nueva moneda global que no está destinada a desafiar a los rotuladores del Gobierno puesto que el valor de sus monedas se basa en el valor de las monedas soberanas”.

Una de las diferencias con el resto o decreto divisas existentes es que Libra tendrá el respaldo de depósitos bancarios y bonos soberanos a corto plazo, denominados en “divisas de bancos centrales respetados y estables” y custodiados por una “Reserva Libra”. Ésta estaba administrada por la “Asociación Libra”, una entidad independiente que no tiene ánimo de lucro y cuya sede está en Suiza. La asociación congregará a empresas como Mastercard, PayPal, Visa, Uber, Vodafone y Booking, además de otras.

Con todo, los bancos centrales muestran cautela. El Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de Estados Unidos están de acuerdo en mantenerse alerta en cuanto la evolución del sistema anunciado de forma que se asegure el establecimiento de debidas condiciones regulatorias para garantizar la “estabilidad monetaria y financiera”.

Tal es así que Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, ha destacado que “no podemos dar una opinión a priori, pero simultáneamente los supervisores, y no solamente en Europa, establecerán unas condiciones regulatorias que tendrán que ser tan elevadas como las que existen para otros sistemas de pago”. Con ello, advertía, deberá cumplir todas las condiciones respecto a la confidencialidad como el blanqueo de capitales.

Según ha explicado José Javier Ruiz, director del Postgrado de Experto de Blockchain de la Escuela Business & Tech IBM-Universidad Europea, consultado por Europa Press, el objetivo de Libra es ofrecer servicios financieros que actualmente gestiona los bancos, pero alcanzando zonas donde la red bancaria está muy extendida y postulándose como competencia directa frente a la banca y a las aplicaciones de pago instantáneo. A la vez, pretende situarse como el principal gestor de servicios financieros allí donde la red bancaria casi no existe, como en ciertas zonas de África.

Además, señala Ruiz, Libra trata de diferenciarse respecto o a criptomoneda es como Bitcoin, que no tiene fondos financieros o de reserva reconocidos, con lo que está garantizado el anonimato y se convierte en un recurso especulativo. Así, “si quiere convertirse en una moneda alternativa a la que utilizamos de manera corriente actualmente, no puede permitirse caer en los vicios en los que ha caído Bitcoin”, indica el experto.

A ello se une que la moneda de Facebook trata de establecer un marco de gestión de gobernanza que aporte confianza, sin llegar al nivel de un banco central que respalda su propia divisa. De ahí que su lanzamiento se base en un blockchain, siendo acompañado de una asociación de más de 30 empresas de prestigio para aportar confianza desde la multidisciplinariedad, la solvencia y la presencia mundial.

No obstante, Ruiz indica que “los precedentes del Bitcoin no invitan al optimismo”. La transparencia en el lanzamiento de la Asociación Libra puede resultar clave, detallando, a su vez, que el fondo de reserva será gestionado por todas las empresas, de modo que la criptomoneda no quedará supeditada a sólo a una entidad.

Sin embargo, representa, ahora, una “amenaza”, por desconocimiento y no en sentido negativo, al romper con equilibrio tradicional de la circulación del dinero. Esto conlleva que los bancos centrales dejan de tener el control sobre la regulación y hace que se muestren cautelosos con la implementación de Libra.

El experto hace hincapié en que “el hecho de que haya detrás de esta criptomoneda empresas tan representativas cambiará el concepto que podamos tener sobre las criptomonedas”. Se trata de desvincular a la propuesta de Facebook de la concepción de valor especulativo y ligarla a un concepto de intercambio. De este modo, si en dos o tres años no se ha hundido, podría romper los cimientos de los servicios de pago on-line, ya que Amazon y Google también querrán llevar a cabo sus propios proyectos.

Con respecto a la estructura tecnológica, Facebook ha separado en una empresa independiente su integración en la Asociación Libra, de forma que se desvincula de las acusaciones y sentencias que afectan a la vulneración de la privacidad y su mal uso de la gestión de datos. “La información que pueda quedarse con Libra es la que está quedándose o bien en las transacciones a través de las tarjetas Visa o de las de tu propio banco”, destaca Ruiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.