La lacra de la precariedad laboral

La lacra de la precariedad laboral

La inactividad crece entre los menores de 35 años.
Según datos de la Encuesta de Población Activa, EPA, y el análisis de flujos de este estudio, las pocas oportunidades y la precariedad del mercado laboral provoca frustración entre los menores de 35 años, haciendo crecer su inactividad y haciendo que vuelvan a refugiarse en los estudios con la confianza puesta en una mejor coyuntura futura.

El estudio no deja lugar a dudas. En el período que va desde finales de 2013 y principios de 2014, coincidiendo con el comienzo de la recuperación macroeconómica, la población de entre 16 y 35 años caía en 850.000 personas. Se debió, en parte, a la emigración de jóvenes españoles a otros países. En ese espacio de tiempo el volumen de ocupación se mantuvo en niveles similares, entre 4,69 y 4,74 millones, a la vez que los parados se reducirán a la mitad de 2,5 a 1,25 millones. Se observa que se tiene la mitad de paro con la misma ocupación.

Esta caída en el número de desempleados no se debe a que el empleo haya mejorado, sino que aumentado de manera constante el número de aquellos que pasan a una situación de inactividad 340.000 más que hace cinco años, pasando de 3,08 a 3,42 millones.

Por otro lado, David Pac, sociólogo de la Universidad de Zaragoza, señala que “el paro juvenil está bajando porque también lo está haciendo la mano de obra disponible”. Desde finales de 2013 al inicio de 2019, el número de ocupados y desempleados que buscan trabajo en la franja de edad de entre 16 y 35 años ha pasado de 7,1 millones de personas a 5,99.

Y es que un grupo importante de los que salieron de las listas del paro o que no llegaron a entrar en ellas optó por refugiarse en los estudios a la espera de encontrar más adelante un empleo de calidad. En esa línea, Pac indica que “una parte de los jóvenes se refugia en la formación, y eso hace, junto con el descenso demográfico, que el empleo se mantenga estable mientras el paro baja”.

En la actualidad, los que estudian son ya 2,75 millones, más de 700.000 más que hace cinco años. De ellos, el 96,7% ha dejado de buscar trabajo para volver a los estudios, pero no son ninis, sino que optan por la formación como una vía para mejorar sus expectativas. Entre las razones que han llevado a estos jóvenes a decidir dejar de buscar empleo para seguir formandose figura la precariedad del mercado laboral, con un 95% de contratos basura y sueldos medios por debajo de los 1.000 euros, entre otras razones por la partición del empleo.

Tal es así que más de la mitad de los que tienen un trabajo su contrato es temporal y más de un millón de ellos es de menos de un año. A eso se añade que en más de medio millón de los casos los trabajos tienen exigencias por debajo de la formación que poseen y casi 700.000 tienen jornadas parciales. “La situación laboral de los jóvenes es uno de los principales problemas que deben acometer los poderes públicos tanto por los elevados niveles de desempleo como por la precariedad instalada en el trabajo de los jóvenes”, explican Pac, Alberto Igal y Juan David Gómez coautores de Jóvenes, trabajo y futuro: perspectivas sobre la garantía juvenil en España y Europa.

En él, ponen en cuestión, junto a otros expertos, el Plan de Garantía juvenil del gobierno de Mariano Rajoy, por recomendación de la Unión Europea, en 2013. Dudan de que este programa haya “incorporado medidas creativas e innovadoras. Recurrir a las empresas de inserción, brindar bonificaciones de la Seguridad Social, incentivar las escuelas taller o apoyar los talleres de empleo no son precisamente medidas novedosas”.

De hecho, en el trabajo se asegura que la Garantía Juvenil “no ha contribuido a favorecer la contratación estable de las personas jóvenes”, porque “no se acompaña de la creación de empleo neto” y, en consecuencia, se tiende a “perpetuar un modelo de temporalidad, situando a las personas jóvenes en trayectorias laborales discontinuas”, apuntan Ángels Cabasés, María Jesús Gómez y Agnès Pardell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.