La inteligencia alemana contradice a Merkel y niega persecuciones a migrantes

La inteligencia alemana contradice a Merkel y niega persecuciones a migrantes

En relación a los hechos sucedidos en Chemnitz.
La inteligencia alemana no está convencida de que se produjeran persecuciones contra inmigrantes en esa localidad. Hans-Georg Maassen, presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, ha manifestado su “escepticismo sobre las informaciones en torno a personas de extrema derecha persiguiendo a gente en Chemnitz”. A su juicio, el vídeo que muestra imágenes en ese sentido podría ser “desinformación”.

Ha insistido en que no hay pruebas de que esa grabación sea auténtica. “La agencia de inteligencia no tiene información fiable sobre estas persecuciones”.

En ese sentido, ha concluido que “a raíz de mi cautelosa valoración, hay buenas razones para creer que se trata de desinformación intencionada, posiblemente para distraer la atención pública del asesinato en Chemnitz”.

Michael Kretschmer, primer ministro del estado de Sajonia, negó el miércoles pasado que hubiera habido una “caza de extranjeros” en la localidad tras la muerte de un alemán, supuestamente, por un iraquí y un sirio.

Un portavoz de la Fiscalía de Dresde ha señalado que “no se ha encontrado ninguna evidencia de que pudiera haber habido tales persecuciones”, aunque todavía no se ha terminado la evaluación de los vídeos.

Estas declaraciones contradicen las hechas por Angela Merkel, canciller alemana, a finales de agosto en las que decía que hay grabaciones de “cacería, de que hubo odio en las calles”. “Esto no tiene nada que ver con nuestro Estado de Derecho”, dijo entonces.

La canciller insistió en ello el pasado miércoles en relación a las protestas en Chemnitz que mostraban “muy claramente” el “odio” y la “persecución de personas inocentes”. “Uno debe distanciarse de eso. Eso es lo que dijo Seibert y lo que estoy haciendo ahora y ya he hecho anteriormente”, señaló.

Un joven de 35 años natural de Chemnitz fue asesinado a primera hora de la madrugada del 26 de agosto y otros dos alemanes resultaron gravemente heridos en un ataque con cuchillos. Dos sospechosos fueron detenidos.

Se desataron manifestaciones contra los extranjeros convocados por la ultraderecha en esa localidad. La última fue el pasado sábado y congregó a 8.000 personas en la llamada Marcha del Silencio convocada por el partido ultraderechista Alternativa por Alemania y el movimiento antiislámico PEGIDA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *