La industria española entra en recesión

La industria española entra en recesión

Por primera vez desde noviembre de 2013 al caer desde los 52,4 puntos de enero a 49,9.
Según el Índice de Gerentes de Compra, PMI, el sector manufacturero español ha entrado en recesión después de que cayera a los 49,9 puntos debido a la desaceleración generalizada en Europa causada por el Brexit y el mal momento que atraviesa el sector del automóvil.

Caer por debajo de los 50 puntos del índice PMI implica contracción, mientras que un resultado superior supone expansión. Los nuevos pedido registrado en una contracción por primera vez desde julio de 2016 motivada por la bajada de los nuevos pedidos para exportaciones. Es el primero en casi seis años y queda reflejada lo débil demanda en los países europeos y la bajada de las ventas a China.

También se produce una menor entrada de pedidos, lo que ha llevado a que los trabajos pendientes se redujeran por segundo mes en los últimos tres, a la vez que el nivel de dotación de personal se mantiene sin cambios de forma que se trata del ritmo de incremento más débil del último lustro.

Paul Smith, economista de IHS Markit, indica que “la desaceleración en el sector está estrechamente relacionada con un entorno de fabricación mundial cada vez más desafiante, especialmente en otros países europeos”, y señala que el Brexit y los retos de la industria del motor tienen impacto en la demanda. “Dado que es poco probable que los desafíos mencionados se resuelvan a corto plazo, parece que el crecimiento inevitablemente se verá limitado en los próximos meses”, agregó.

No solo la industria está en recesión en España, sino también en Italia y alemania. Según ha señalado Chris Williamson, economista jefe de y IHS Markit, “la desaceleración está siendo liderada por Alemania e Italia, pero ahora España también ha caído en territorio de contracción y solo se están observando modestas expansiones en Francia, Austria y los Países Bajos”.

Así, el especialista señaló que, además de las inquietudes por la guerra comercial y las preocupaciones en cuanto a las perspectivas de la economía mundial, las empresas europeas apuntan a una mayor incertidumbre política, incluido el Brexit, que afecta a la demanda y genera una creciente huída del riesgo.

en ese sentido, la actividad manufacturera en Alemania cayó en febrero a mínimos de 74 meses, PMI de 47,6 puntos, así como en Italia lo hizo hasta los 47,7 puntos, la peor en 69 meses. La industria en Francia subió a su mejor nivel en los últimos cinco meses, hasta los 51,5 puntos.

Para Williamson “lo más preocupante es la evolución decreciente de los nuevos pedidos” ya que esto supone que la producción manufacturera se contraerá aún más en los próximos meses, salvo que la demanda se recupere “creando un exceso de capacidad, lo que significa que es probable que las empresas adopten un enfoque más cauteloso para la contratación y la inversión, y que en su lugar se centren en el control de costes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *