La Guardia Civil denuncia a más de una veintena de tenistas por amaño de apuestas

La Guardia Civil denuncia a más de una veintena de tenistas por amaño de apuestas

Hasta 83 personas están implicadas, entre detenidos e investigados.
Bajo la coordinación del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, la Guardia Civil ha llevado a cabo la operación Bitures, por la que se investiga a 83 implicados en un amaño de apuestas deportivas online. Casi una treintena, 28, son tenistas profesionales, entre ellos, Marc Fornell, que participó en el último US Open. Se han practicado 15 detenciones.

La operación se inició el pasado mes de octubre y el Instituto Armado da por desmantelada una organización directiva que se dedicaba a sobornar a tenistas profesionales de las categorías ITF Future y Challenger. Después se coordinaba la puesta en marcha de una operación masiva y simultánea de apuestas deportivas pactadas con el tenista corrupto.

Los responsables de Tennis Integrity Unit, un organismo anticorrupción internacional que vela por la integridad en el mundo del tenis, denunció los hechos. A partir de ahí los agentes investigaron a un tenista español y se logró desmantelar el complejo entramado que habían montado. La organización tuvo que usurpar miles de identidades de ciudadanos con las que hacían las apuestas, vinculándolas a cuentas de apostantes y monederos electrónicos donde finalmente iban las ganancias obtenidas para, así, ocultar su verdadera identidad y no tributar en la Hacienda española.

Según la investigación, un grupo de personas de nacionalidad armenia utilizaba a un tenista profesional como nexo entre ellos y el resto de los miembros del entramado. Una vez llevado a cabo el soborno, estos armenios iban a los lugares donde se disputaban los partidos para comprobar y asegurarse de que el tenista cumplía con lo pactado, aprovechándose “de su imponente corpulencia”. Al tiempo, ordenaban las apuestas deportivas en distintos lugares de ámbito nacional e internacional.

La Guardia Civil ha podido constatar que venían operando desde febrero de 2017 y que habrían podido generar unas ganancias millonarias con su operativa. En el transcurso de la operación Bitures se practicaron once registros domiciliarios simultáneamente en nueve provincias de España, interviniéndose 167.000 euros en efectivo, un arma corta, pruebas documentales de las identidades usurpadas, más de medio centenar de dispositivos electrónicos, ordenadores, joyas y bolsos, además de diversas tarjetas de crédito de monederos electrónicos donde se iban acumulando las ganancias, a la vez que cinco vehículos de alta gama.

Igualmente, se han bloqueado e intervenido 42 cuentas bancarias de los investigados, diversos inmuebles y los saldos de distintas cuentas asociadas a monederos electrónicos. A los detenidos se les acusa de delitos de integración en organización criminal, corrupción entre particulares en el ámbito deportivo, estafa, blanqueo de capitales, tenencia ilicita de armas y usurpación de identidad.

La operación fue llevada a cabo por agentes del Equipo de Delitos Económicos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid con la colaboración de miembros de la Oficina Europea de Policía, EUROPOL, y de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *