La Guardia Civil acusa al PP de Madrid de tener más de un millón de euros en dinero negro

La Guardia Civil acusa al PP de Madrid de tener más de un millón de euros en dinero negro

800.000 procederían, presuntamente de la constructora OHL.
Según las pruebas aportadas por la Unidad Central Operativa, UCO, de la Guardia Civil a la Audiencia Nacional, el PP de Madrid llegó a disponer en 2011 de más de un millón de euros en dinero negro. En concreto, en el informe remitido al juez Manuel García Castellón, instructor del caso Púnica, se cifra la cantidad en 1,25 millones de euros, de los cuales 800.000 euros, el 64%, procedería, supuestamente, de la constructora propiedad de Juan Miguel Villar Mir, OHL, entregados a través de su yerno.

De acuerdo con la investigación, se ha acreditado, gracias a los archivos contables incautados a Beltrán Gutiérrez, gerente de la formación en Madrid, que la caja B de los populares madrileños, entonces presididos por Esperanza Aguirre, disponía en 2011 de esa cantidad, registrada en una contabilidad paralela y destinada a la campaña de las elecciones autonómicas de ese año.

Los investigadores fueron más allá y compararon estos papeles con las agendas incautadas a Francisco Granados, ex secretario general del PP de Madrid y uno de los principales imputados en el procedimiento, identificando 800.000 euros registrados por el gerente en la contabilidad B y vinculándolos a la constructora de Villar Mir, más en concreto a López Madrid, consejero de la compañía y también imputado en la causa.

De este modo, quedaría demostrada la participación de este último en la trama, según reza el informe: “Respecto al origen de los fondos que nutrían la caja B puesta a disposición de Beltrán Gutiérrez para abonar gastos electorales, en el presente informe policial se recopilan y analizan elementos de prueba obtenidos durante el transcurso global de la investigación desarrollada, y que demostrarían a juicio policial la indudable existencia de los mismos, así como la participación de Francisco José Granados y Francisco Javier López Madrid en los referidos hechos”.

La Guardia Civil advierte que la localización de unos apuntes manuscritos en una de las agendas incautadas al López Madrid confirma “las intenciones de su autor sobre actuaciones en circunstancias muy determinadas y relacionadas con su actividad empresarial”.

Teniendo en cuenta la agenda, las entradas y salidas de dinero de la caja B y los papeles de Gutiérrez, la UCO identifica tres cantidades anotadas por Granados como salidas de dinero, coincidiendo con importes registrados por el gerente en uno de sus archivos contables con el objetivo de financiar el Plan de Medios, como así lo llama.

En concreto, 300.000, 200.000 y 300.000 euros que Granados registra como salidas de dinero en enero, febrero y marzo de 2011, respectivamente, y que los investigadores, después de asociar las iniciales JLM de la agenda del ex secretario general del PP madrileño, vincula con López Madrid.

El 27 de febrero de 2018, Granados negó su vinculación con esta agenda en su declaración ante el juez García Castellón, ni aclaró el significado de las palabras in y out que los investigadores entienden que corresponden a entradas y salidas de la caja B, respectivamente. Además, trató de desvincular a López Madrid, negando que las iniciales JLM correspondieran al nombre del empresario, sino que significaban “Juntas Locales de Madrid”.

La Guardia Civil alerta en el informe de que al iniciarse el caso Gürtel en 2009 se “podría haber propiciado el establecimiento de medidas de seguridad relativas a disminuir la constancia documental de los métodos de financiación de las campañas electorales”. Tal es así que no conoce con exactitud algunos métodos usados por algunos empresarios investigados, como el caso de Ricardo Vázquez Segura, a quien se le atribuyen facturas falsas que estarían conectadas con la campaña del PP nacional de las elecciones generales de 2011. La UCO aporta pruebas al juez que constatan la existencia de facturas de este empresario sobre pagos relacionados con los gastos electorales de ese año.

Así, Krea Producciones Artísticas emitió al PP de Madrid dos facturas por un importe de 156.287 euros, mientras que Troyano Marketing y Diseño hizo otras dos por 82.069 euros, es decir, en total, 238.356 euros que habrían sido destinados a financiar la campaña de las generales de 2011.

La Guardia Civil pudo confirmar que el empresario facturó “a las cuentas corrientes de campaña de varios comicios electorales, municipales, autonómicos y generales, en los que concurrió el Partido Popular a nivel nacional, autonómico y local”. Pero, además, avisa de que “el abono efectuado por dos facturas relativas a las elecciones generales del año 2011 sirvieron para generar un saldo a favor del Partido Popular”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.