La escandalosa historia de Oxfam en Haití

Un informe interno, en 2011, de la ONG revela que siete trabajadores suyos contrataron los servicios de prostitutas con dinero de la organización.
Según un informe interno de Oxfam, desvelado por el diario The Times, siete trabajadores de la misión de esta ONG desplegada en Haití tras el terremoto de 2010, entre los que se encuentra su jefe, Roland van Hauwermeiren, contrataron servicios de prostitutas con los fondos de esta organización, no descartándose que “alguna de las prostitutas fuera menor de edad”. Cuatro de los trabajadores fueron despedidos y otros tres renunciaron. A Van Hauwermeiren se le ofreció una salida escalonada y digna ya que su despido podría haber tenido “implicaciones potencialmente serias” para la labor y la reputación de Oxfam. En su momento, la organización inició una investigación interna e informó al parlamento y a la agencia de cooperación británica así como a la UE y la ONU.
Precisamente a estos hechos, sucedidos en 2010, se ha referido, en una entrevista concedida a la agencia Reuters, la directora ejecutiva de Oxfam International, Winnie Byanyima: “Me siento profundamente, profundamente dolida. Lo que sucedió en Haití fue que unos pocos hombres privilegiados acusaron de las mismas personas que se suponía que debían proteger, usando el poder que tenían de Oxfam para abusar de mujeres sin poder. Me rompe el corazón”. “Queremos restaurar la confianza. Queremos construir esa confianza. Nos comprometemos a ser honestos, transparentes y responsables ante el problema de la conducta sexual inapropiada. Estamos en un lugar diferente hoy”. Byanyima, que accedió al cargo de directora ejecutiva en 2013, ha asegurado que estos hechos no podrían suceder bajo los sistemas y las reglas impuestas desde entonces, destacando que las ONG no deben permitir que se unan a ellas personas que no comparten sus valores: “Necesitamos hacer más en términos de investigaciones y compartir los resultados de esas pesquisas para que los infractores no cometan delitos en otras organizaciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.