La duración de los contratos de trabajo se encuentra en su mínimo desde 2006

Tal como recogen los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que ha recogido Europa Press, la duración media de los contratos registrados en los servicios públicos de empleo en el mes julio de este año fue de 47,05 días, que es la cifra más baja registrada en este mes desde que se realizan estadísticas, es decir, desde el año 2006.
La cifra más alta se dio en los meses de julio del periodo 2013-2018 cuando la duración media superaba los 49 días, aunque con dos excepciones, julio de 2015 (51,43 días) y julio de 2016 (48,37 días).
Los años anteriores fue bastante superior la duración media de los contratos realizados en julio, ya que por entonces las cifras no bajaban de los 58,8 días, alcanzando su máximo en 2006, que los contratos alcanzaron una media de 74 días, por lo que la media de este año está muy por debajo.
Los datos del SEPE nos muestran que uno de cada cuatro contratos que constan en los servicios públicos de empleo en el mes de julio supone una duración igual o inferior a siete días.
Concretamente, el 25,3% (551.483) del total de los contratos realizados en el mes de julio, 2.179.527, tenían una duración de una semana o menos.
822.376 contratos de un mes de duración o inferior al mes se registraron en julio. De ellos, la mayoría tenía una duración igual o inferior a una semana.
Por otra parte, entre una semana y quince días era la duración de 94.350 contratos (el 4,3%), a la vez, con una duración entre 15 días y un mes se realizaron 176.543 (el 8,1%) contratos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.