La detención de tres australianos en Irán acusados de espionaje aumenta la tensión con Occidente

La detención de tres australianos en Irán acusados de espionaje aumenta la tensión con Occidente

Tres ciudadanos australianos han sido detenidos en Irán bajo la acusación de captar imágenes de instalaciones militares y un presunto delito de espionaje. Así lo ha confirmado la Justicia iraní. No se han dado más detalles acerca de la identidad los arrestados ni desde cuándo están en prisión.

Gholamhossein Esmaili, un portavoz judicial, ha señalado que “dos de ellos captaron imágenes en áreas militares y el tercero [ha sido detenido], por espiar para un tercer país”. Indicó que corresponde a los tribunales sentenciar si la persona acusada de espionaje “es culpable o no”.

Los tres detenidos han sido identificados por las autoridades australianas. También tienen nacionalidad británica. Se trata de Jolie King y Mark Firkin, que cuentan en sus redes sociales los lugares por los que viajan. La otra persona es la académica Kylie Moore-Gilbert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.