La curiosa absolución del ‘pequeño Nicolás’

La curiosa absolución del ‘pequeño Nicolás’

Pidió perdón por injuriar al CNI y a la Policía.
Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás, ha sido absuelto por el Juzgado de lo Penal número 16 de Madrid después de pedir perdón por injuriar a las instituciones españolas y al Centro Nacional de Inteligencia, CNI, y tras el alegato de la Abogacía del Estado en el que se le exigía respeto al trabajo que realizan la Policía Nacional y los servicios secretos. Los funcionarios policiales afectados no se personaron para ejercer la acusación particular ni el Ministerio Fiscal se refirió a las declaraciones del acusado sobre estos miembros de la Policía y solo recogió las que se atribuían al CNI. En la sentencia, el juez dice que el CNI no está entre los sujetos pasivos descritos en los artículos pertinentes del Código Penal, que eran en los que se sustentaba la acusación -504.2, 205, 206 y 211- por lo que entiende que la conducta del acusado “no supera el umbral de tipicidad establecido en dichos preceptos, por lo que procede su absolución sin resultar, por tanto, preciso analizar la concurrencia en el presente caso de los demás elementos de estos delitos”.
El pequeño Nicolás se había acogido a su derecho a no declarar por recomendación de su médico. Sin embargo, después de escuchar el alegato de la Abogacía del Estado en defensa de las labores de las instituciones españolas, pidió perdón. “Vengo de familia militar por parte de madre y de rangos muy superiores en el Ministerio de Defensa. Me han inculcado el respeto a las instituciones y, si alguna vez he dicho algo que haya podido injuriar, pido perdón y me retracto. Lo último que quisiera hacer es injuriar a los organismos españoles. No tengo problema en retractarme”.

Trastornos mentales
Durante la primera sesión del juicio la defensa presento un informe alegando trastornos mentales para, así, reclamar su inimputabilidad. Los peritos de la Clínica Forense de los Juzgados de Plaza de Castilla refrendaron un trastorno mixto de personalidad narcisista de carácter grave. “Tiene una percepción de la realidad distorsionada. Las circunstancias y las personas que le rodeaban entonces agravaban ese trastorno. Su capacidad de valorar la realidad está muy limitada”.
A pesar del dictamen de los peritos, la Fiscalía mantuvo su petición de multa de 5.400 euros por entender que el acusado era consciente del delito al afirmar que el CNI pincha ilegalmente el teléfono a los españoles, y que el trastorno que padece no le exime de responsabilidad.

2 thoughts on “La curiosa absolución del ‘pequeño Nicolás’”

  1. Pide perdón, y se acaba toda esta parnafelnaria… Le adsuelven y ahora a ir de plató en plato para contar más tonterías inventadas, porque resulta que no está muy allá… Esta justicia es lamentable?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.