La cuota mínima de autónomos subirá algo más de cinco euros

La cuota mínima de autónomos subirá algo más de cinco euros

La base mínima de cotización se incrementa en un 1,25%, hasta los 944,35 euros al mes.
El Gobierno y las organizaciones de autónomos ATA, UPTA y CEAT han ratificado el preacuerdo alcanzado con el Ministerio de Trabajo la pasada semana por la que la cuota mínima de los autónomos personas físicas subirá en 5,36 euros más al mes, pero recibirán mayor protección. Uatae no ha suscrito el pacto.

Por tanto, a partir del 1 de enero de 2019 estos trabajadores por cuenta propia pagarán 283,30 euros mensuales de cuota mínima. Hasta 1.214,08 euros mensuales asciende la base de cotización mínima de los autónomos societarios, que pagarán a partir del primer día del próximo año 364,22 euros al mes, un incremento de 6,89 euros cada mes.

Estos aumentos quedan muy por debajo de lo que el Gobierno propuso, con subidas de entre 22 y 40 euros mensuales en la cotización mínima.

Según queda reflejado en el texto del acuerdo, los aumentos del tipo de cotización serán escalonados. Así, en 2019 será del 30%, en 2020 del 30,3%, y en 2021 del 30,6%, y quedará establecido definitivamente en 2022. Igualmente, en el pacto se establece que las contingencias comunes y profesionales, por cese de actividad y por formación profesional quedarán cubiertas por el nuevo modelo de cotización. Algunas de estas coberturas antes eran voluntarias.

La Mesa de Diálogo Social sobre Seguridad Social deberá ahora evaluar el acuerdo. En ella están representados el ejecutivo, los sindicatos y los empresarios. En principio, el objetivo es que este nuevo sistema de cotización sea transitorio porque la intención es que los autónomos coticen en función de los ingresos reales que tengan.

Se mantiene este aumento de las bases de cotización para 2019 hasta que la Administración de la Seguridad Social presente un informe con distintas propuestas para dejar establecido un sistema de cotización que se base en los ingresos reales.

Un primer informe se presentaráel 31 de enero de 2019, según se ha comprometido el Gobierno, para tratar de alcanzar un pacto con las organizaciones de autónomos a lo largo del próximo ejercicio. También, se priorizará una propuesta para aquellos autónomos cuyos ingresos reales queden por debajo del salario mínimo interprofesional.

Según el documento pactado, el Ejecutivo también se compromete a poner en la mesa de diálogo social medidas que eviten que, por razones fiscales, afiliados del Régimen General pasen al Régimen de autónomos.

Mientras que ATA y UPTA han mostrado su satisfacción por el acuerdo, CEAT ha declarado a Europa Press que lo valora positivamente, en especial en lo que se refiere a que el sistema del cese de actividad queda claro y porque se haya incluido que se podrá abrir un procedimiento para que el autónomo societario se incorpore “voluntariamente” al Régimen General de la Seguridad Social.

Por su parte, Uatae ha emitido un comunicado en el que dice que no suscribirá acuerdo alguno mientras no haya una fecha firme de entrada en vigor del sistema de cotización por ingresos reales. “El Ejecutivo se ha comprometido a trasladar a las organizaciones, a la mayor brevedad posible, una fecha para la cotización por ingresos reales”, reza el documento. María José Landaburu, secretaria general de esta organización, ha señalado que será entonces cuando comenzarán a hablar de acuerdo.

Con este aumento de la cotización se mejora también la protección de los autónomos, como el acceso a la prestación por cese actividad, el paro, en el que se flexibilizan los requisitos actuales y se amplia la duración de las ayudas. También, los autónomos podrán cobrar prestaciones por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja, así como acceder a la formación continua y el reciclaje profesional.

Otra novedad es que los trabajadores por cuenta propia no pagarán la cuota de seguridad social a partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal y hasta el momento del alta. Se establece una tarifa plana de cuota de 60 euros al mes durante 12 meses sin que exista la necesidad de cesar previamente en su actividad para las mujeres autónomas, dentro de los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad.

A su vez, sube hasta los 60 euros mensuales la actual tarifa plana y se mantienen las bonificaciones posteriores que existen en la actualidad de la tarifa plana después de los 12 primeros meses. Disfrutarán de los mismos derechos y prestaciones.

Por último, si se cumple la condición de trabajador autónomo económicamente dependiente será obligada su comunicación a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *