Cumbre: cuando proponían menos ayudas o más condiciones

La Cumbre pinta mal para España: menos ayudas o más condiciones

Desde el mediodía de ayer debía reanudarse la Cumbre sobre el Fondo de Recuperación tras el fracaso de la jornada del sábado. Las propuestas, modificadas, por Charles Michel no salieron adelante, aunque se produjo un cierto y tímido acercamiento de posturas. Al cierre de estas líneas, en la madrugada de este lunes, no había acuerdo.

El hecho de que no se diera por concluida la Cumbre fue, al menos, un dato de esperanza. Dejó de manifiesto la voluntad de alcanzar un acuerdo de mínimos, algo que España e Italia no pueden permitirse pero podrían aceptar.

No en vano, la posición de los ‘frugales’ sigue prácticamente inamovible aunque a duras penas aceptaron el endeudamiento masivo de la Unión Europea. Países Bajos, Suecia, Austria y Dinamarca se ‘resignaron’ a que una buena parte del Fondo de Recuperación se destine a transferencias directas. Esto es, no hay obligación de devolverlas.

Pero, a su vez, obtienen un mayor control de los desembolsos y queda por dirimir si la cuantía se reduce o se mantiene. España e Italia presionan para que los subsidios directos estén cerca de la propuesta que defienden Alemania Francia: 500.000 millones de euros.

A cambio, y para evitar el veto holandés, podrían aceptar la propuesta de Michel de los mayores controles y la necesidad una mayoría cualificada para su concesión. Es decir, que el Consejo Europeo fiscalice en mayor medida las reformas que cada país deba acometer.

Se acepta, casi seguro, la rebaja del fondo en ayudas directas al 60%, es decir 450.000 millones. A su vez, se incrementa al 40% del total la cuantía destinada a préstamos (300.000 millones). Además, se da por hecho que saldrá adelante el ‘freno de emergencia’ que puso Michel sobre la mesa para evitar el veto holandés.

La Cumbre también trata de los presupuestos de la UE

Pero en la Cumbre están pasando desapercibidos dos aspectos cruciales. De un lado, los presupuestos comunitarios para 2021-2027. De otro, los millonarios cheques de compensación. Mientras el debate se centra en el Fondo de Recuperación, pasan de puntillas por estos otros dos capítulos.

Respecto al primero, primer recorte. Baja de los 1,1 billones de euros iniciales y propuestos por la Comisión Europea, a 1,074 billones, cifra más cercana a la tesis ‘frugal’.

En cuanto al segundo, supondrá un hachazo de 46.000 millones que todos los socios comunitarios tendrán que asumir, incluidos los más golpeados por la epidemia. La posición de España es un ‘no’ a estos cheques, pero todo apunta a que tendrán que aceptar algunos, y no baratos.

Precisamente, los más beneficiados por estos cheques de compensación son los países ricos del norte. Son los que más aportan al presupuesto comunitario y, también, los que menos reciben, pero ahora verán cómo aumentan sus cheques.

Por lo pronto, Alemania se embolsaría más de 3.000 millones, mientras que Países Bajos, recibiría, segundo en la lista, más de 1.000 millones. Al final, dejan de aportar esas cantidades al presupuesto de la UE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.