La caída de la compraventa de viviendas se debe a los retrasos provocados por la nueva ley hipotecaria

La caída de la compraventa de viviendas se debe a los retrasos provocados por la nueva ley hipotecaria

La Ley Hipotecaría “paralizó la concesión de financiación desde mediados de junio”, suponiendo el desplome de la compraventa de viviendas, afirma Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, con quien coinciden los portales inmobiliarios.

En agosto, las compraventas de viviendas cayeron un 21,1%, el mayor descenso desde 2014. Los portales creen que detrás de este desplome también están la incertidumbre política y la desaceleración. No obstante, su previsión es que repunte el mercado y cierre 2019 con niveles parecidos a los de 2018, aunque el panorama es “menos alentador” para 2020.

La estadística “volverá a la normalidad” pasados los dos próximos meses, apunta Encinar. Según explicó, la incertidumbre política del país “ha paralizado muchas operaciones de inversión, tanto de grandes como de pequeños inversores” y el anuncio de una posible recesión suscita “dudas también en muchos particulares”.

En este sentido, Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, responsabiliza de la caída a la nueva Ley Hipotecaria, que retrasó numerosas operaciones, además del efecto estacional habitual en los meses de verano y la “normalización” del mercado.

A su juicio, la normativa hipotecaria junto a la desaceleración macroeconómica lleva a que se registren datos negativos todavía en los próximos meses, comparados con el año anterior, aunque, destaca, “el mercado de la vivienda sigue creciendo, aunque a un ritmo inferior a como lo hacía en los últimos años”.

Toribio afirma que “aunque el mercado se está desacelerando, todo apunta a que 2019 cerrará en niveles de actividad muy similares a los de 2018 y se confirmará la normalización del mercado”. No obstante, comenta, la desaceleración tardará más en quedar reflejada en las estadísticas. 2020 será “menos alentador”, augura.

Por su lado, Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, coincide en que la desaceleración económica está detrás de la caída de las compraventas de viviendas, además de la parálisis política y el Brexit. “Están afectando de manera clara al sector, que necesita de estabilidad para afrontar retos”, señala.

Explica que “se cierra un verano complicado después del bache de junio causado por la Ley Hipotecaria y la fuerte caída sufrida el mes de agosto, lo que instala esta estadística en la imprevisibilidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.