La Audiencia Nacional ordena reabrir las investigaciones sobre Francisco Camps

La Audiencia Nacional ordena reabrir las investigaciones sobre Francisco Camps

Correa, Costa y Pérez señalaron al ex presidente autonómico.
Se ordena reabrir la investigación sobre Francisco Camps, ex presidente de la Comunidad Valenciana, después de que Francisco Correa, Ricardo Costa y Álvaro Pérez le señalaran durante el juicio por la financiación irregular del PP valenciano. Así lo ha acordado la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para esclarecer quién ordenaba las adjudicaciones de la Generalitat Valenciana a Orange Market, una de las empresas implicadas en la trama Gürtel.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado al tribunal que reabriera esta pieza 5 y que el juez instructor, José de la Mata, investigue las supuestas órdenes recibidas por Dora Ibars, ex directora general de Promoción Institucional de la Generalitat, en la adjudicación de ciertos contratos de la empresa de Correa.
Costa, ex secretario general del PP valenciano, afirmó que la contratación de Orange Market para la organización de los actos de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y de las generales de 2008 fue decidida por el expresidente valenciano.

Asimismo, Correa, considerado el líder de Gürtel, también mencionó que los contratos habían sido ordenados por altos cargos del PP de Valencia. Además, Pérez, responsable de las empresas de la trama, también señaló a Camps.

Según la sala que ha dictado la reapertura de esta pieza, “se podría desprender que la contratación directa de Orange Market por la Administración valenciana era por decisión de las primeras autoridades y la realización y montaje del stand de grandes eventos de la Comunidad Valenciana en Fitur 2009 podría ser una forma de retribuir a esa sociedad por trabajos realizados realmente para el PP en la Comunidad Valenciana”.

El influjo de estas declaraciones en el juicio, dice la resolución, es “fácil de comprender, dada la íntima relación entre ambas causas en las que son coincidentes muchos de los acusados”.

Se trata de esclarecer, también, si Dora Ibars, en calidad del cargo que ocupaba entonces, es quien tomaba las decisiones referentes a la contratación directa de la empresa Orange Market o si “tal decisión fue adoptada por otras autoridades superiores jerarquicamente a la acusada, a las que se refirieron los acusados en el juicio”.

Durante el juicio por la financiación irregular del PP valenciano, la ex directora declaró como testigo, afirmando que no se reunió “con ninguna persona de Orange Market para tratar asuntos relacionados con campañas electorales ni con nadie del PP ni del Gobierno valenciano para hablar de presupuestos”.

En la pieza 5 de la Gürtel se imputaba a Ibars la contratación directa de la sociedad en 2005 para elaborar la Guía de la Comunicación de la Generalitat y un pendrive que iba como regalo institucional. Para eludir el control administrativo, ambas partes acordaron que se emitieran varias facturas hasta alcanzar el montante final cobrado por Orange Market, casi 89.000 euros. Llegaron a pagar 58.580.

Idéntico sistema se utilizó para armar burocraticamente la facturación y pago por el montaje del stand para grandes eventos de la Comunidad Valenciana en Fitur de 2009, en el que participaron varios instituciones y organismos oficiales, que se veían obligados a contratar con Orange Market como adjudicataria de forma directa. De estos hechos se acusaba a la ex directora General de Promoción Institucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.