La abstención de Podemos, ERC y PDeCAT obliga a las comunidades autónomas a hacer recortes en políticas sociales

La abstención de Podemos, ERC y PDeCAT obliga a las comunidades autónomas a hacer recortes en políticas sociales

No sale adelante la senda de déficit.
Unidos Podemos, ERC y PDeCAT se abstuvieron ayer en la votación para ratificar los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública de las administraciones públicas para 2019-2021, así como el límite de gasto no financiero, el techo de gasto, de los Presupuestos Generales del Estado, PGE, para el año próximo que elabora María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
Éste era el primer paso para ello, pero finalmente solo PSOE y PNV apoyaron la iniciativa, contra la que votaron PP y Ciudadanos y sobre la que se abstuvieron los grupos políticos que auparon a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno en la moción de censura.
Ahora, el Ejecutivo dispone de un plazo de un mes para elaborar un nuevo proyecto que deberá someterse de nuevo a la aprobación del Congreso y del Senado. De no lograrse, el Gobierno podría adoptar la senda de déficit que aprobó el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que contemplaba un techo de gasto de 1.200 millones de euros.

Debilidad parlamentaria
Con la votación de queda en evidencia la debilidad del Gabinete de Sánchez, que con 84 diputados se ve forzado a contar con demasiados apoyos externos de muy diferente naturaleza. La consecuencia inmediata del varapalo sufrido es que, mientras no se apruebe el techo de gasto las comunidades autónomas no pueden elaborar sus presupuestos para 2019, salvo que se adelanten y lo hagan contemplando la senda de déficit aprobada anteriormente.
Ésta suponía que los gobiernos regionales podían incurrir en un déficit conjunto del 0,1% del PIB. Con el acuerdo alcanzado con la Comisión Europea por el actual Ejecutivo, el porcentaje ascendía hasta el 0,3%, es decir 2.500 millones de euros más. Si los nuevos objetivos de déficit, el gobierno se verá obligado a aplicar recortes más duros. Estaba anunciada la oposición de PP y Ciudadanos, no así la abstención de la formación morada y los nacionalistas catalanes. Y este es el panorama con el que se puede encontrar el Gobierno cada vez que lleva a probar nuevas medidas en la Cámara Baja.
Montero ha recriminado a los grupos que han votado en contra y se han abstenido su postura porque “los beneficiarios” son los pensionistas, los desempleados, la Sanidad y el empleo: “No se comprendería que se pongan de perfil. Abstenerse o no votar a favor es no reconocer estas necesidades”, espetó. No obstante, manifestó su voluntad de seguir adelante y elaborar unos nuevos Presupuestos, claro que espera contar “con las aportaciones de los grupos que estén dispuestos a apostar por los ciudadanos”, haciendo un llamamiento para conseguir “una mayoría plural y polifónica” que reduzca “la brecha social que se ha agigantado con las políticas neoliberales del PP”.

1 thought on “La abstención de Podemos, ERC y PDeCAT obliga a las comunidades autónomas a hacer recortes en políticas sociales”

  1. Con políticos tan irresponsables, como estos que se han abstenido en la votación del «TECHO DEL GASTO» para los próximos años, no avanzamos y seguimos en el mismo camino de los impresentables del PP y ciudadanos que últimamente se a apuntado al carro de votar a todo No, aunque a los ciudadanos nos perjudique, !!Vaya tropa!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.