JxCat y ERC planean una constitución catalana

JxCat y ERC planean una constitución catalana

El acuerdo entre ambas formaciones se ha presentado a la CUP para su estudio.
Con el fin de desbloquear la legislatura, JxCat y ERC han llegado a un acuerdo, plasmado en un documento, en el que se plantea impulsar un proceso constituyente que conforme “las bases una propuesta de Constitución de la República de Catalunya”. El texto, enviado a la CUP para su estudio, incluye la celebración de una “multiconsulta con todas las garantías para que participe en la mayoría de catalanes”, además de impulsar una estructura política en Bélgica, bajo el liderazgo de Carles Puigdemont, con tres organismos: la Asamblea de Representantes para la República, el Consejo para la República y la presidencia del Consejo de la República. El planteamiento es la “construcción de la República”, la restitución de las instituciones catalanas, la construcción de la estructura política de Bélgica, la dinamización de la actividad del Parlament y la defensa de los derechos civiles, amenazados por Estado, según sus criterios esenciales.
Bajo la denominación Espacio libre en el exilio se engloban han los tres órganos políticos en Bruselas para “desarrollar la estrategia política, la internacionalización y un frente común para la defensa de los derechos civiles y colectivos de los catalanes”. Así, la Asamblea promoverá “las actuaciones necesarias para avanzar hacia el establecimiento de la República”, reuniéndose dos veces al año, eligiendo al presidente del Consejo, que será Puigdemont. Este “impulsará las políticas, estrategias y consensos necesarios para conseguir la República”, nombrando a los miembros del Consejo, un Govern paralelo, con el fin de asesorar al presidente y sometido a la Asamblea.

Pacto Nacional Constituyente
Un Pacto Nacional Constituyente en Cataluña impulsará el proceso, emplazando a los agentes cívicos, sociales y políticos a participar en él, mientras que en el Parlament se forman las comisiones necesarias sobre aquellos asuntos que se quieran abordar en el proceso constituyente. Además, se creará un Foro Social Constituyente con el fin de incorporar las propuestas que lleguen desde los ciudadanos, a la vez que una multiconsulta servirá para que la ciudadanía valide todo el proceso. Una de las exigencias de la CUP es que el proceso constituyente se inicie inmediatamente y concluyan antes de las elecciones municipales de 2019, plazo no contemplado en el acuerdo alcanzado por JxCat y ERC, puesto que la multiconsulta se contempla para realizarlo a lo largo de la legislatura.
En todo momento en el documento se eluden referencias explícitas a la declaración de la República aprobada el 27 de octubre, pero sí la validez del referéndum del 1 de octubre y la mayoría independentista tras las elecciones del 21 de diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.