La Juve, detrás de Messi y de Guardiola

La Juve, detrás de Messi y de Guardiola

El anhelo de la Juve es hacerse con los servicios de dos viejos conocidos del FC Barcelona y el fútbol español: Pep Guardiola y Leo Messi. Al menos eso dicen en fichajes.net.

Aunque la Vecchia Signora lidera la clasificación de la Serie A y sigue viva en Copa y en Champions League, hay rumores de sustitución de Maurizio Sarri, su actual técnico. El napolitano, de 61 años, llegó el pasado verano a la Juve a relevar a Massimiliano Allegri. Pese al tiempo transcurrido, no ha conseguido sacar la mejor versión de I biancioneri.

La prensa italiana lleva días señalando que el elegido para dirigir el banquillo en Turín es Guardiola. Y no es la primera vez que lo intenta. En cambio, el catalán no parece muy dispuesto a cambiar de aires. Más aún con la sanción impuesta al Manchester City por la que no podrá disputar competiciones europeas durante dos temporadas.

Andrea Agnelli, presidente de la Juve, admitió en la Gazzetta dello Sport que “no pensar en Guardiola es una herejía, pero estamos contentos con Sarri en este momento”.

El presidente de la Juve quiere también a Messi

Y fue más allá. En Tuttosport dedico numerosos elogios a Messi, abriéndole la puerta. “Su llegada sería un beneficio para el campeonato italiano, así como su posicionamiento en el extranjero, al igual que cuando CR7 llegó aquí”.

Guardiola es toda una leyenda entre el barcelonismo. Siempre ligado a La Masía, debutó en el Barça B en 1990, simultaneando con el primer equipo durante dos temporadas. Desde 1992 se mantuvo hasta 2001 en la primera plantilla.

Al final de esa temporada emigra a Italia donde milita un curso en el Brescia Calcio, luego en la Roma para volver al año siguiente al club lombardo. Dos años pasó en Al-Ahli Doha catarí, entre 2003 y 2005. Colgó las botas después de un año en el mexicano Dorados de Sinaloa.

En 2007 empezó a entrenar al equipo en el que debutó como futbolista profesional y en la temporada siguiente pasa a dirigir al Barça, hasta 2012. En esos años lo ganó todo. Decidió marcharse al banquillo del Bayern de Múnich en 2013, después de un año sabático y en 2016 pasó a dirigir a los cityzens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.