La justicia de EEUU da la razón a Xiaomi frente a Trump

La justicia de EEUU da la razón a Xiaomi frente a Trump

Suspendida la prohibición de invertir en la compañía de telefonía móvil china Xiaomi tras la decisión de un juez federal estadounidense. El Gobierno de Estados Unidos de Donald Trump argumentó para decretar ese veto que ese gigante de la telefonía móvil tenía vínculos con las Fuerzas Armadas y el Ejecutivo de China.

Tras la decisión de Rudolph Contreras, juez federal del Distrito de Columbia, Xiaomi sale de la lista negra de empresas de tecnología china que ponen en riesgo la seguridad nacional estadounidense.

Según el magistrado, la Administración Trump no fundamentó correctamente la decisión de prohibir invertir en la compañía china. Al considerar que no está suficientemente probada su vinculación con el Ejército chino, suspende el veto.

Por su lado, Xiaomi se ha felicitado por su victoria legal y confirma que continuará en la búsqueda de desestimar cualquier prohibición de invertir en su compañía. La prohibición la obligaba a dejar de cotizar en Estados Unidos. A la vez, pedía a los inversores en jurisdicción estadounidense que vendieran sus títulos antes de que se cumpliera un año.

En su resolución, el juez señala que “Xiaomi es una empresa que fabrica productos para uso civil y está controlada por un consejo independiente y por los accionistas”.

“No está controlada de manera efectiva o asociada a entes bajo el control del Gobierno” de China “o sus servicios de seguridad”, añade.

El Pentágono acusó a Xiaomi de tener vículos con el Ejército chino

Según el Pentágono, existían vínculos de Xiaomi con el Ejecutivo chino por haber recibido un premio estatal del gigante asiático. Sin embargo, el juez Contreras estima que no es razón suficiente. Dicho galardón, señala, se ha entregado a centenares de emprendedores y se está convirtiendo en estándar en el sector tecnológico.

El caso de esta tecnológica no es el único entre las víctimas de la guerra comercial entre la Administración Trump y China. En definitiva, se trata de establecer quién dominará en el futuro los sectores estratégicos de semiconductores o telecomunicaciones a nivel mundial.

Otras de las víctimas han sido Huawei y TikTok, propiedad de esta última de la china ByteDance. Ambas están consiguiendo pequeñas victorias legales y de momento han evitado que se prohíba la inversión en ellas.

Por su parte, la Administración de Joe Biden se mantiene al margen en estas batallas legales. Se limita a esperar hasta que se negocie el marco de las relaciones con China y sus aliados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.