Junqueras propone un referéndum pactado

Junqueras propone un referéndum pactado

La apuesta de Oriol Junqueras, líder de ERC, es una negociación con el Estado central que lleve a un referéndum pactado en Cataluña. Así, sostiene que la vía escocesa es la mejor para alcanzar la independencia. Al tiempo, asegura que “otras vías no son viables ni deseables”.

Así se ha manifestado el líder republicano en una carta manuscrita redactada por él mismo y publicada en el diario Ara y en laSexta. Se hizo pública a la vez que Pedro Sánchez compartía un acto con Pere Aragonès.

Todo ello en el contexto de preparación de los indultos a los presos del procés por parte del Gobierno. Se prevé que salgan adelante antes del verano.

En el escrito, Junqueras defiende que la mejor vía para la independencia es la escocesa y lograr un referéndum pactado. A su juicio, es el camino con mayor reconocimiento internacional. No así la vía unilateral.

“Sabemos que otras vías no son viables ni deseables en la medida que, de hecho, nos alejan del objetivo que hay que alcanzar”, señala. No es nuevo. Ya lo planteó en setiembre de 2018 desde la cárcel de Lledoners, donde cumple condena por el procés.

Entonces dijo que no había “atajos” para la independencia de Cataluña si no existía una consulta acordada con el Gobierno central. Insistió en aquel momento en que sólo había “un camino”, que pasaba por un acuerdo con el Estado para lograr un referéndum legal.

También entonces puso en valor la actitud de diálogo de Sánchez como un “indicador de un cambio de voluntad”.

Para el líder republicano no hay alternativa más que un referéndum pactado

Así, Junqueras explica que un referéndum pactado a la escocesa “es la opción que genera más garantías y reconocimiento internacional inmediato”.

Al hilo de ello, el líder republicano apuntó que para lograr la independencia es “imprescindible construir una gran mayoría en Cataluña”. No obstante, matizó, “también hay que ganarse la legitimidad en todas partes; la partida se juega dentro y fuera”.

En definitiva, Junqueras quiere que se acepte la posibilidad de una independencia que quiere menos de la mitad de los catalanes. En cambio, no ofrece la posibilidad contraria, la de permanecer dentro del Estado español.

Pretende con esta maquillada predisposición al diálogo que se acepte como único objetivo la independencia de Cataluña sin más. Desoye, por tanto, la voz de una mayoría que no desea separarse del resto de España.

Si bien es cierto que hay que escuchar al independentismo, el independentismo debe escuchar a los no independentistas. Un referéndum pactado a la escocesa tiene que ser con todos los componentes de esa vía. Esa otra parte es la que no menciona.

El coraje y la audacia política que reclama pasan por plantear alternativas al independentismo como, así dice, la mejor manera de ayudar a la ciudadanía catalana. Tal vez no sólo pase por un referéndum pactado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.