Josu Ternera comunica la disolución de ETA desde Ginebra

Josu Ternera comunica la disolución de ETA desde Ginebra

Lo ha hecho mediante un audio.
Se esperaba un vídeo en el que Josu Ternera –en paradero desconocido y huido de la Justicia-, a cara descubierta, comunicara la disolución definitiva de ETA, pero, finalmente, se ha hecho a través de un audio en el que el histórico dirigente de la organización terrorista, acompañado por Soledad Iparraguirre, Amboto, leyó en español un comunicado, que ya se había dado a conocer por los medios vascos Gara y Berria. Bajo el título Declaración final de ETA al pueblo vasco, el texto, de 378 palabras, no hace referencia a las víctimas y trata de justificar sus crímenes durante seis décadas.
El comunicado comienza diciendo que “ETA, organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional, quiere informar al Pueblo Vasco del final de su trayectoria, después de que su militancia haya ratificado la propuesta de dar por concluido el ciclo histórico y la función de la organización. Como consecuencia de esta decisión: ETA ha desmantelado totalmente el conjunto de sus estructuras. ETA da por concluida toda su actividad política. No será más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpela a otros actores”.

La lucha continúa
El documento continúa diciendo que “la lucha por una Euskal Herria reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patriarcal en otros ámbitos, cada cual donde lo considere más oportuno, con la responsabilidad y honestidad de siempre” continuará por parte de “los y las ex militantes”. En ningún momento se menciona a las víctimas, pero sí trata de justificar sus crímenes por lo que llama “la utilización de la violencia política” por parte del Estado, toda vez que “nació cuando Euskal Herria agonizaba, ahogada por las garras del franquismo y asimilada por el Estado jacobino”, algo que, según se deduce del texto, se perpetúa por parte de los estados “conscientes de su debilidad en la confrontación estrictamente política y temerosos de la situación que provocaría una resolución integral del conflicto. Por el contrario, ETA no tiene miedo alguno a ese escenario democrático, y por eso ha tomado esta decisión histórica, para que el proceso en favor de la libertad y la paz continúe por otro camino”.
La banda terrorista plantea, ahora, una vez disuelta, que “el principal reto será construir un proceso como pueblo que tenga como ejes la acumulación de fuerzas, la activación popular y los acuerdos entre diferentes, tanto para abordar las consecuencias del conflicto como para abordar su raíz política e histórica. Materializar el derecho a decidir para lograr el reconocimiento nacional será clave. El independentismo de izquierdas trabajará para que ello conduzca a la Constitución del Estado Vasco”, para finalizar diciendo que “esta última decisión la adoptamos para favorecer una nueva fase histórica. ETA surgió de este pueblo y ahora se disuelve en él”.

Escenificación
A mediodía de hoy, en Cambó, Francia, cerca de la frontera, una representación internacional, en la que participarán el abogado surafricano Brian Currin y Jean René Etchegaray, alcalde de Baiona, entre otros, levantará acta notarial de la desaparición de la organización terrorista, un acto al que no acudirán los gobiernos del País Vasco y Navarra pero sin representantes de los partidos vascos, excepto el PP y el PSE. La Fundación Henri Dunant, una organización especializada en resolución de conflictos, que ya participó en las negociaciones entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda criminal, ha dado el visto bueno al comunicado final de ETA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.