Joshua Boyle: «Vi cómo mataban a mi hija»

Haqqani, afines a los talibán, secuestraron al canadiense y su familia.

Joshua Boyle afirmó a su llegada a Canadá el pasado viernes que sus captores mataron a su hija y violaron a su mujer por negarse a “aceptar una oferta que los criminales de la red Haqqani me habían hecho”, declaró el rehén, liberado el miércoles en Pakistán, ante las cámaras al borde de las lágrimas. Relató leyendo un texto, que su negativa tuvo como consecuencia la violación de su mujer “no como una acción solitaria, sino por un guardián asistido por el capitán de los guardianes y supervisado por el comandante de Haqqani Abu Hajar”.
Boyle, su esposa –la estadounidense Caitlan Coleman- y tres de sus hijos llegaron a Toronto en la noche del viernes. Ahora, su objetivo es “construir un santuario seguro” para sus hijos que “puedan llamar hogar”, así como, además de educación, ofrecerles un entorno para “recuperar una parte de la infancia que perdieron”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.