Jaime Ignacio del Burgo (PP) reconoce que recibió 500.000 pesetas en metálico de Bárcenas

Jaime Ignacio del Burgo (PP) reconoce que recibió 500.000 pesetas en metálico de Bárcenas

En su declaración en calidad de testigo en el juicio por la supuesta caja B del PP, Jaime Ignacio del Burgo, exdiputado popular, ha admitido que recibió hace 25 años 500.000 pesetas (3.005 euros) en metálico.

Fue Luis Bárcenas quien le hizo entrega del dinero para Elena Murillo, entonces concejal de UPN. Su casa quedó destruida por un atentado etarra.

Así, Del Burgo ha calificado dicha entrega como “legal”. De hecho, dijo por videoconferencia, firmó un recibo y Murillo también. Con ello, quiso cuestionar que reconocer esta operación se utilizara en la sentencia de la primera etapa de la Gürtel como demostración de una caja B.

Según manifestó, “mi declaración contradice lo que dice esa sentencia”. Aseguró que recibir ese dinero “no implica la existencia de caja b porque en aquella época había donaciones anónimas”. Añadió que “por su propia naturaleza son entregas en metálico”.

Asimismo, afirmó, “que el partido las tuviera para hacer pagos en privado no quiere decir nada sobre ilicitud de esos pagos o del procedimiento”.

Del Burgo insistió a preguntas del abogado Virgilio de la Torre que la recepción de las 500.000 pesetas fue “legítima”. Es más, se mostró “orgulloso” de ello porque lo hizo “para ayudar a esa persona que estaba en un camping porque no tenía donde vivir”.

Así, confirmó que fue Bárcenas, entonces gerente, quien le entregó el dinero en la sede del partido en Madrid. Él se lo había pedido previamente al entonces tesorero, Álvaro Lapuerta, quien accedió a ello.

A renglón seguido, apuntó que desde 1995 llevaba reclamando que se suprimieran las donaciones anónimas. No fue así hasta 2007. “Si yo hubiera conocido que esos apuntes correspondían a una contabilidad b (…) que existía eso, habría puesto el grito en el cielo y hubiéramos acabado con esa práctica”, señaló.

Luego, Del Burgo se desvió del asunto tratado en el juicio, por lo que José Mora Alarcón, presidente del tribunal en la Audiencia Nacional, le llamó al orden. Tras ello, se cortó la comunicación y el tribunal decidió que había terminado esa declaración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.