Italia, abocada a elecciones: la izquierda y el Movimiento 5 Estrellas no se entienden

Italia, abocada a elecciones: la izquierda y el Movimiento 5 Estrellas no se entienden

Las negociaciones entre el Partido Democrático (PD) de Nicola Zingaretti y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Luigi di Maio están estancadas. Si no encuentran una solución, Italia irá a elecciones anticipadas como quiere Matteo Salvini, todavía ministro del Interior.

Las discrepancias se centran en algunos nombres a la hora de ocupar determinados cargos. La principal es la continuidad de Giuseppe Conte como primer ministro, en opinión del M5S. El PD critica que Di Maio quiere a toda costa ser ministro en Interior.

Según un comunicado de la formación de este último no habrá más reuniones hasta que el partido de Zingaretti “en sus órganos de partido hayan dado el ok al cargo de Conte”. Además, reprochan que el PD “sólo nos hablan de cargos y de ministerios”, pero no de “temas ni de presupuesto”.

Por su lado, la formación socialdemócrata matiza que “el acuerdo de gobierno corre el riesgo de saltar por las ambiciones personales de Luigi di mayo, que quiere ser ministro del Interior y viceprimer ministro”. Recriminan que “no entra en razón sobre esto y quiere avanzar a golpe de ultimátum”.

Fuentes de la formación con sede en Largo del Nazareno insisten en que Di Maio “quiere el Viminale y está condicionando a esto toda la negociación”, y admiten que la negociación “ha encallado” y que en la reunión prevista en la sede del Gobierno entre el líder de M5S, Zingaretti y Conte “ha sido anulada”.

En cambio, desde el partido con sede en Via Nomentana, desmienten las pretensiones atribuidas a su líder: “Primero hay que hablar de los temas”, sostienen, “nunca ha pedido el Viminale para del M5S”, han dicho en un comunicado.

Así las cosas, señalan que la reunión prevista con una delegación del partido de Zingaretti ha sido aplazada “hasta cuando los demócratas pongan fin a su reserva”, acerca de la continuidad del primer ministro, como así fue a primera tarde de ayer, levantando, el PD, el veto al primer ministro.

Entretanto, Sergio Mattarella, presidente de Italia, ha retrasado a hoy los contactos con los partidos políticos para ver si hay alguna alternativa viable y evitar las elecciones anticipadas. La semana pasada ya celebró una primera ronda una vez que Conte presentó su dimisión por la ruptura, provocada por Salvini, de la coalición de gobierno.

Con todo, sigue en el aire un posible acuerdo mientras no se despejen el resto de las discrepancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.