Irlanda contra Johnson

Irlanda contra Johnson

La postura de Boris Johnson, primer ministro británico, acerca del Brexit “no es para nada razonable”, entiende Simon Coveney, ministro de Exteriores de Irlanda. “Está planteando una postura muy clara y firme, pero que no es para nada razonable y, por tanto, la Unión Europea no puede facilitarla y él debe saberlo”, dijo en una entrevista radiofónica.

En su opinión, es Londres quien debe encontrar una salida a la situación. “El Gobierno británico ha cambiado su enfoque de forma radical, así que son ellos quienes tendrán que plantear soluciones”, sostuvo. “Nosotros siempre hemos dicho que, si la gente tiene alternativas que puedan hacer la misma función que el backstop, estamos dispuestos a escucharlas”, apuntó.

“Cada vez que hemos planteado esa cuestión, la respuesta no es convincente”, detalló Coveney. “De hecho, a veces no se recibe ninguna respuesta”, añadió.

En ese sentido, ha declarado a la prensa a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la UE en Helsinki que el Ejecutivo británico no ha puesto sobre la mesa ninguna propuesta concreta o creíble para sustituir el backstop.

El jefe de la diplomacia irlandesa afirma que todos quieren “un acuerdo, pero, en estos momentos, no ha llegado nada creíble desde el Gobierno británico en términos de alternativa al backstop”. “No hay ningún país que quiera más un acuerdo que Irlanda, pero ese acuerdo debe basarse en el Acuerdo de Retirada y debe ser coherente con eso”, defendió.

El primer ministro británico argumenta que tiene que eliminarse la salvaguarda de emergencia en la frontera con Irlanda del Norte si quiere convencer al Parlamento y que se ratifique el acuerdo. Desde Bruselas han respondido que se escucharán ideas que partan de Londres.

Coveney insiste en que “si hay alternativas al backstop que haga el mismo trabajo, entonces vamos a escucharlas, y si podemos llegar a un acuerdo sobre esa base, entonces que así sea”. Eso sí, reiteró, “tiene que ser creíble”.

Ante ese escenario, alerta: “No puede tratarse simplemente de que hay que quitar el backstop y ya resolveremos este problema en futuras negociaciones, sin ninguna manera creíble de hacerlo. Eso no va a funcionar”.

El Ejecutivo británico niega que no hayan presentado propuestas. En concreto, Grant Shapps, ministro de Transporte de Reino Unido, afirma: “No es cierto. Estamos planteando alternativas”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.