Irán amenaza a Arabia tras el atentado respaldado por los saudíes

Irán amenaza a Arabia tras el atentado respaldado por los saudíes

Teherán pide a Islamabad que adopte medidas contra los grupos terroristas.
El general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, ha amenazado con vengarse de Arabia Saudí por el atentado cometido el 13 de febrero, en el cual fallecieron 27 de sus miembros.

“Los terroristas respaldados por Arabia Saudí en territorio paquistaní están causando problemas a todos los vecinos del país, y Pakistán debe darse cuenta de esto”, ha apuntado, tal como ha informado la agencia iraní de noticias Tasnim. “Decimos al pueblo de Pakistán que no debe permitir que Arabia Saudí destruya su país con su dinero”, ha trasladado, después de los avisos de Irán contra Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) como respuesta del atentado perpetrado.

Del mismo modo, Soleimani ha apuntado que lo que quiere Teherán es que Islamabad adopte medidas concretas en vez de mostrar sus condolencias tras los ataques. “¿No puede, como país con armas nucleares, hacer frente a un grupo terrorista con cientos de miembros en la región?”, ha cuestionado. “Irán es un vecino seguro para Pakistán y no amenazará este país, pero nos vengaremos de los mercenarios ‘takfiri’ (extremistas suníes), que tienen la sangre de nuestros jóvenes en sus manos”, ha añadido.
Ocho personas han sido detenidas por las fuerzas de seguridad debido a su presunta relación con el atentado, perpetrado en la provincia de Sistán y Balochistán (sureste) y reconocido por el grupo extremista suní Jaish-al-Adl. Al menos 27 miembros de la Guardia Revolucionaria fallecieron en el ataque, como confirmó el propio organismo, aunque algunos miembros locales ascienden el número de muertos a 41, incluyendo civiles.
El atentado se perpetró pasadas dos semanas de que al menos 4 personas resultaran heridas en otro ataque con explosivos realizado contra una comisaría en Zahedán, en la misma provincia y reivindicado por el mismo grupo.
Jaish-al-Adl ha aumentado sus ataques en la zona este de Irán en los últimos meses. El vecino Pakistán ha sido acusado por las autoridades iraníes de no realizar ninguna acción para combatirlos. Se suma además que la Guardia Revolucionaria mató en septiembre a cuatro milicianos en la frontera, entre los que se encontraba el número dos de Jaish-al-Adl.
También este grupo participó en octubre en el secuestro de 14 miembros de las fuerzas de seguridad iraníes en un lugar cercano a la frontera común. Cinco de esos catorce miembros ya han sido liberados y han regresado a Irán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *