Irak: Intento de asesinato fallido contra el primer ministro

Irak: Intento de asesinato fallido contra el primer ministro

Las autoridades de Irak han informado del intento de asesinato fallido del primer ministro Mostafá al Kazemi perpetrado con un dron cargado de explosivos en la madrugada de este domingo.

El aparato no tripulado explotó impactando contra la residencia del primer ministro iraquí, que se ubica en la llamada ‘Zona Verde’ de Bagdad. Éste es un área especialmente protegida dentro la capital de Irak. En esta zona se encuentran la mayor parte de las embajadas y sedes del gobierno del país.

El ataque se produce en un momento especialmente convulso por las protestas contra el resultado de las recientes elecciones legislativas anticipadas celebradas en octubre.

Según las primeras informaciones, al menos tres drones con explosivos penetraron en esta área exclusiva, informa el general Maan. “Atacaron el domicilio tres aviones. Las fuerzas de seguridad derribaron dos pero el tercero llevó a cabo el ataque contra la vivienda”, señaló el jefe de la Célula de Medios de Seguridad.

La acción se enmarca dentro de las hostilidades entre las milicias chiíes que cuentan con el respaldo de Irán y el Gobierno iraquí. Las tensiones se han incrementado tras los comicios de octubre en el que el clérigo Muqtada al Sadr cosechó el mayor número de votos.

Tal es así que este ataque con drones se produjo poco después de que un grupo de simpatizantes de las milicias de las Fuerzas de Movilización Popular se concentrara frente a las puertas de la ‘Zona Verde’.

Por el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque. Sin embargo, Mahmud al Rubaeay, portavoz de la milicia proiraní Asaib Ahl al Haq, acusa a las autoridades de haberse inventado el ataque.

La milicias proiraníes acusan al Gobierno de Irak

Según manifestó, el objetivo del Gobierno de Irak es “preocupar a la opinión pública”. Pretende, dijo, desviar el foco de atención por la violencia de las protestas de los últimos días.

Por su lado, Al Kazemi ha llamado a la “calma y moderación” de los ciudadanos en un mensaje en su cuenta de Twitter. “Los misiles de la traición no desanimarán a los creyentes”, reza el tuit.

“Las fuerzas de seguridad están tomando las medidas necesarias en conexión con este fallido intento”, asegura la Célula de Medios de Seguridad. A su vez, confirma que el primer ministro no ha sufrido daños y que se encuentra en buen estado de salud.

A su vez, Barham Salé, presidente de Irak, ha condenado el “ataque terrorista”. Calificó la acción como una “transgresión peligrosa y un crimen atroz contra Irak.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.