El IPC sigue subiendo, hasta el 4%

El IPC sigue subiendo, hasta el 4%

El precio de la electricidad está detrás de que el Índice de Precios de Consumo (IPC) haya subido hasta el 4%, la tasa interanual más alta en 13 años. Se sitúa, así, siete décimas por encima de la marca de agosto, que fue del 3,3%.

Son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este miércoles. Con ello se encadenan nueve meses consecutivos de alzas. Además, es la porcentaje más alto desde 2008, cuando se situó en el 4,5%.

Según subraya el INE, detrás de esta subida se encuentra el encarecimiento del precio de la electricidad. Éste fue más alto en setiembre que en el octavo mes del año y que en setiembre de 2020.

Además, aunque con menor influencia, el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos particulares. Asimismo, que los paquetes turísticos bajaron menos en este noveno mes de 2021, comparando con el mismo mes del año pasado.

Por otro lado, en términos mensuales, el IPC encadena su segundo repunte consecutivo. Se incrementó en un 0,8%, tres décimas por encima que en agosto. Es, además, su mayor subida desde abril.

En estos datos ofrecidos por el INE se incluye el avance de la inflación subyacente, es decir sin los alimentos no elaborados ni productos energéticos.

Así, en setiembre subió tres décimas, hasta el 1%. Con ello se sitúa tres puntos por debajo del porcentaje del IPC general. Es la diferencia más grande entre ambas tasas desde 1986, cuando comenzó la serie.

A su vez, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en el 4% interanual, tras un alza del 1,1% en tasa mensual. El próximo 14 de octubre se conocerán los datos definitivos del IPC.

1 thought on “El IPC sigue subiendo, hasta el 4%”

  1. Pues que no se os olvide que si las reformas de Rajoy y del PP se hubieran cumplido, tal como ellos las propusieron, en estas condiciones, a los pensionistas en este solo ejercicio les recortarían un 3,75% de la pensión. Al fin y al cabo eso es lo que buscaban cuando introdujeron la reforma, que nada tiene que ver con que la economía sirva para sostener el país según su capacidad productiva (redistribuyendo la riqueza que produce proporcionalmente al esfuerzo que se realiza) sino crear las condiciones en las que todo esté al servicio del capital (lógicamente los que lo poseen).
    Bajo la profunda preocupación de un sistema de pensiones sostenible lo que hay, nata tiene que ver con la sostenibilidad, sino con la liquidación. No están pendientes de crear riqueza ni empleo con los que sostener el sistema, sino de reducir su volumen y su costo eliminando la cotización como manera de cambiar el flujo de renta (del trabajo al capital) y luego ya veremos cómo arreglamos lo que tanto tiempo nos costó conseguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.