El IPC cerró 2021 en el 6,5%, dos décimas menos de lo anticipado

El IPC cerró 2021 en el 6,5%, dos décimas menos de lo anticipado

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este viernes el dato definitivo del Índice de Precios de Consumo (IPC), que cerró 2021 en 6,5%.

Así, después de que diciembre terminara con una subida del 1,2% respecto al mes anterior, se preveía que la tasa interanual se elevara al 6,7%. Finalmente, diciembre ha terminado cerrando con un incremento del 1,3%.

El IPC queda, por tanto, un punto por encima del de noviembre, además de ser el nivel más alto en 29 años.

Detrás de estas subidas se encuentra el encarecimiento de la luz y de los alimentos. También, el aumento de los precios de hoteles y restaurantes.

Así, este indicador encadena doce meses consecutivos en tasa positiva, situando la inflación media del pasado año en el 3,1%. Se trata de la tasa más alta desde 2011, cuando se situó en el 3,2%.

Lo que más ha impulsado al alza el IPC ha sido el encarecimiento del precio de la luz en un 72% a lo largo del último año. Incluye las rebajas impositivas que se han aplicado a las facturas de la electricidad.

Si se descuentan esas rebajas fiscales, el incremento interanual de la luz sería del 96,8%. Además, excluyendo la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y otras variaciones, el IPC interanual se elevó en diciembre al 7,3%.

También los alimentos contribuyeron al alza del IPC

Al margen de la electricidad, el grupo de alimentos contribuyó a la subida de la tasa interanual de inflación. Sobre todo, el incremento de precios de legumbres y hortalizas, del pan y los cereales y de la carne.

Asimismo, los hoteles se encarecieron en diciembre comparando con el mismo mes de 2020. Mismo comportamiento tuvieron los precios de la restauración.

En cambio, los precios de carburantes y lubricantes para vehículos personales bajaron en el último mes de 2021, comparando con el mismo mes de 2020.

Por otro lado, la tasa interanual en diciembre del grupo de vivienda se incrementó hasta el 23,3%. Mientras, la de los alimentos se elevó hasta el 5% (+2%), y la de hoteles, cafés y restaurantes terminó situándose en el 3,1% (+0,6%).

Asimismo, el grupo transportes rebajó su tasa interanual más de un 2,5%, hasta el 10,9%.

Por último, la inflación subyacente, es decir sin alimentos no elaborados ni productos energéticos, subió en diciembre e cuatro décimas. Se situó en el 2,1%, con lo que es la tasa más elevada de este indicador desde marzo de 2013.

Finalmente, respecto al Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), su tasa interanual se situó en el 6,6%. A su vez, el IPCA adelantado se elevó un 1,1% en su tasa mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.