Ione Belarra evita saludar a Margarita Robles

Ione Belarra evita saludar a Margarita Robles

Este martes se celebró el primer Consejo de Ministros tras la remodelación del Gabinete, con la participación de Ione Belarra como titular de Derechos Sociales y Agenda 2030. Esto que resultaría intrascendente en una situación normal no lo es tanto por la cronología de ciertos hechos.

Después de que Pablo Iglesias, ahora candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, abandonara el Gobierno, Pedro Sánchez se vio forzado a remodelar el Ejecutivo que preside.

Entre los cambios, Nadia Calviño pasa a ocupar la vicepresidencia segunda que dejara Iglesias. A su vez, Yolanda Díaz se encargará de la vicepresidencia tercera que antes era de Calviño. Ambas mantienen sus anteriores competencias en Asuntos Económicos y en Trabajo y Economía Social, respectivamente.

La novedad es la entrada de Ione Belarra, heredando la cartera de Derechos Sociales y Agenda 2030, competencia del líder morado. Hasta el momento, la ahora sí ministra ejercía como secretaria de Estado para la Agenda 2030.

Insistimos en que esto no tendría mayor transcendencia si las cosas sucedieran de manera ‘normal’ en el Gobierno de coalición. Sin embargo, hay que recordar que Ione Belarra protagonizó varios encontronazos con otros miembros del Ejecutivo del que Unidas Podemos ya formaba parte.

Ione Belarra se cebó en Margarita Robles

Especialmente, la ahora sí ministra, cuando sólo era una secretaria de Estado, se permitió el lujo de insultar a toda una ministra de Defensa como es Margarita Robles.

Entonces, en Twitter, dijo de Robles que era “la ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne el PP con Vox”. Se ve que a la navarra [Belarra] no le gustaron algunas palabras de la titular de Defensa recordando a Iglesias que el presidente es Sánchez.

O que reprochara a la ahora sí ministra el constante uso de las redes sociales. “Siempre me sorprende un poquito que a la hora que todos tenemos que estar trabajando esté poniendo tuits”, dijo Robles.

También la tuvieron porque Iglesias quiso abrir una investigación acerca de las actividades del rey emérito. Robles reaccionó diciendo que esa iniciativa era cuestionar “las instituciones”.

La respuesta del entonces vicepresidente segundo a través de su secretaria de Estado fue decir que la ministra se había alineado “con la derecha y los ultras” por defender a la “monarquía como una institución recogida en la Constitución”.

También atacó a Teresa Ribera

Pero Ione Belarra no sólo ha tenido sus rifirrafes con la ministra de Defensa. También enmendó la plana a Teresa Ribera, titular de Transición Ecológica y Reto Demográfico y vicepresidente cuarta, nada menos.

Fue en relación al decreto para limitar los cortes de suministros a población vulnerable. Mientras que Ribera defendió prudentemente que una acción así no es sólo cuestión de plasmarlo en un decreto, Belarra volvió a atacar a un ministro socialista.

Así las cosas, no pasaba desapercibido lo que sucediera en ese primer Consejo de Ministros tras la remodelación del Gabinete. Con todo, el Ejecutivo posó para la tradicional foto en la escalinata del Palacio de La Moncloa e hicieron su ‘paseíllo’ antes, cada uno con su cartera.

Y tampoco pasó desapercibido que Margarita Robles e Ione Belarra, Ione Belarra y Margarita Robles, ni se saludaron. Habría sido una magnífica ocasión para que la pamplonesa le dijera a la cara a la leonesa y ex ministra nada menos que de Asuntos Exteriores, lo que piensa.

En cambio, no hubo ni reconciliación ni reproches, ni nada. Al menos, cara al público. No hubo encuentro ni saludo porque “somos muchos”, han dicho fuentes conocedoras. Y en eso estamos.

2 thoughts on “Ione Belarra evita saludar a Margarita Robles”

  1. Alfonso J. Fernández: parece que tu ejemplo sea Indahez, manipulando titulares y noticias, asi que no eres fuente de información donde enterarse uno de la realidad.

    1. Estimado Lorenzo. Lamento profundamente su comentario. Solemos aceptar críticas, comentarios poco afortunados, como el suyo, etc. Por alusiones, me siento en la obligación de responderle, eso sí tratándole de usted, cosa que usted no hace hacia mí (no sé cuando hemos comido juntos para que no merezca ese trato). Lo que a usted le parece una manipulación, a mí me parece una realidad. Pero usted es libre de pensar lo que quiera, del mismo modo que, si usted no cree que yo sea fuente de información PARA USTED, simplemente no me lea, no lo haga, de veras, es mejor para usted y para mí. Quien cree que hay manipulación es que lo mismo prefiere manipular las informaciones. Desde este medio interpretamos lo sucedido. Que a usted no le guste es problema suyo. Resulta lamentable que se destaque lo que se hace mal, pero nunca lo que se hace bien. Y no digo que se haya hecho mal, sino que usted dice que se ha hecho mal. Pues bien, dicho esto, sinceramente, es mejor que no nos lea y busque otras fuentes de información porque quien, como usted, ataca a la libertad de expresión y de pensamiento, simplemente es un fascista. Pero ofende quien puede, no quien quiere. Y usted no puede.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.